Descontento en el Centenario de la Escuela Médico Militar



México, 15 de marzo.- La Escuela Médico Militar es una de las instituciones del Ejército Mexicano que cumple un centenario este año. Para un amplío sector de los médicos militares, el festejo y las celebraciones se han convertido en motivo de descontento.

Anuncios

Los médicos militares siempre han sido considerados como un aparte del resto del cuerpo, partiendo de la doble condición de tener título para ejercer la medicina además de estudios y capacitación necesaria para ser miembros del ejército. A diferencia de otros cuerpos, los médicos militares en retiro ejercen su profesión en la vida civil sin obstáculo alguno. El ser médico militar en México implica un alto grado de capacitación y estudio, reconocido en el ámbito civil como un selecto grupo de médicos de primer nivel. Prácticamente todas las agrupaciones y asociaciones de médicos cuentan con médicos militares en su directiva. Las instalaciones y el personal que ejerce en la medicina militar son los mejores en su área, citemos como ejemplo al Hospital Militar de Especialidades de la Mujer y Neonatología, considerado el mejor en su tipo en México y quizá toda latinoamérica. Desde su génesis ha incorporado instancias para parto natural y el derecho al parto respetado, dulas militares y los mejores gineco-obstretas, acciones que apenas se discutían en el ámbito civil. La unidad de coronarias del Hospital Central Militar cuenta con los mejores y más reconocidos cardiólogos así como el equipo de punta. Hay que recordar que la medicina militar tiene a su cargo la salud del Alto Mando, que incluye también al Presidente de México.

El 15 de marzo de 1917, la Escuela Constitucionalista Médico Militar inició con una ceremonia sus cursos como hospital-escuela, modelo de éxito que continúa a la fecha. Hoy, 15 de marzo, el centenario se celebra con una ceremonia oficial, ceremonia que encabeza el Presidente. Ceremonia que por cuestiones de seguridad y presencia del Presidente, la logística del evento cae bajo Estado Mayor Presidencial.

Los aniversarios de la Escuela Médico Militar habían sido responsabilidad del Colegio Nacional de Médicos Militares, una Asociación Civil sin fines de lucro. Cada año se organizaba una tradicional cena-baile, evento al que todos los egresados de la Escuela Médico Militar podían asistir con la compra de boletos. Este año, en contra del anhelo de muchos médicos militares, únicamente se les permitió estar presentes a los egresados que su generación cumple 25 o 50 años.

Los médicos militares son un selecto y reducido grupo en México, menos de cuatro mil egresados en toda la historia de la Escuela. Una ceremonia o evento conmemorativo con un aforo para dos mil personas no debería ser un problema de seguridad o logística. Amén de que son militares los invitados.

Esta inconformidad ha ganado difusión y movimiento en redes sociales y distintos mecanismos de difusión civiles. A la par de las actividades oficiales, se han gestado en todo el país otras en paralelo: conciertos, coloquios, actividades académicas y culturales, reconocimientos e incluso, cena-baile o comida conmemorativa.

Aunado a lo que algunos ejemplifican como “unos quinceaños dónde el que paga la música, pone la fiesta no decide quién son los invitados ni la quinceañera misma”, hay una reducción de grado obtenido al egresar de la Escuela Médico Militar con el título de Médico Cirujano.

Los médicos militares requieren de mando para poder ejercer su profesión, desde girar ordenes para la higiene en la preparación de los alimentos o tan simple como ubicar letrinas o baños móviles en áreas bajas para reducir riesgos de enfermedades a la tropa. Después de seis años de estudio, los médicos militares egresaban con el grado de Mayor. Ahora, con las reformas a las escuelas militares, se homologó que todos los egresados tengan el grado de Subteniente. Además del descontento obvio al no reconocer tres años más de estudios que las otras carreras militares, se señala el problema de tener enfermeras con el mismo o incluso mayor grado que los médicos.

 

Hace 50 años, en la conmemoración del aniversario 50 de la Escuela Médico Miliatar, el General Brigadier Médico Cirujano Leopoldo Melgar Maquiano, director de la escuela en 1967, enunció:

“De qué puedo hablaros sino que en vuestras almas palpita la posibilidad de que por su juventud tendreís la oportunidad de celebrar el centenario de nuestra escuela. Recordad entonces esta bella ceremonia en que se ha puesto de manifiesto la continuidad de una obra, que para la Escuela Médico Militar, ha sido fecunda, la unidad funcional Escuela-Hospital.”

Hoy esa generación que cumple 50 años estará entre los invitados a la Ceremonia del Centenario de la Escuela Médico Militar.

 

EstadoMayor.mx

@EstadoMAyor_mx

 



Anuncios

  15 en “Descontento en el Centenario de la Escuela Médico Militar

  1. Rodrigo Guzman
    14 de agosto del 2017 en 13:16

    Respeto todos los comentarios que hacen, es desafortunada la decisión de homologar los grados de los egresados de las escuelas militares, más sin embargo deben de recordar que por disciplina no se pueden contrariar las órdenes, por otro lado el que un médico se gradue con un grado tan bajo, desde mi punto de vista personal, es contraproducente ya que los señores deben de girar ordenes, la mayor parte del tiempo a otros militares que tienen grados de capitán con 15 o 20 años de servicio, y me refiero a enfermeras o enfermeros, y en campo a militares de arma acostumbrados a obedecer solo a los grados superiores, en cuanto a lo que comentan que ahora si van a luchar por conseguir un grado como todos es un pensamiento subjetivo ya que cuando un militar se gradúa de subteniente tiene derecho a promoción a los 3 años mientras que un mayor médico cirujano tenía derecho a promoción a los 10 años, si es que no estoy equivocado. Aún así el grado aún que es un aliciente lo mejor es que con grado o sin el siguen siendo médicos cirujanos.
    PD no soy militar así que nunca me atenderán

  2. Greg
    26 de julio del 2017 en 10:15

    La salud como meta, el honor como guía… en el incansable esfuerzo de todos los médicos militares se hallará la intrínseca calidad de su servicio, para alcanzar ese destino en esa precisa dirección. Quienes hemos sido objeto del milagro de sus manos, sus conocimientos, su experiencia y sus valores, sabemos que Dios ha elegido a estos seres como uno de los más valiosos instrumentos para hacer su labor de permitirnos nacer, mantenernos de pie y paliar el dolor precedente al deceso. No desmayen, mucho menos por detractores que, dicho sea de paso, los habrá en la medida de lo que valen ustedes. No desmayen porque el sacrificio subyace a la recompensa.

  3. Sergio
    17 de marzo del 2017 en 11:14

    No extraña ver comentarios que reflejan la profunda envidia que militares de arma le han tenido siempre al médico militar. Yo puedo asegurarles que hay médicos militares más orgullosos por su origen castrense que muchos hijos del Colegio o de otras escuelas. Pero además tenemos una profesión reconocida como de las mejores en todos los ámbitos.

  4. Hernan Ortiz
    16 de marzo del 2017 en 15:32

    Ya se chingaron, si quieren mas grados tendrán que sufrirle igual que los demás militares.

    • Raul Larios
      17 de marzo del 2017 en 09:08

      Que comentario tan desafortunado e ignorante , si es Ud.. Civil por ignorar el ejercicio de las jerarquías lo dispensaría , pero si Ud. aspiro a la profesión y no pudo , que de se callado y no muestre su impotencia y falta de capacidad , pero si es militar , que poca madre tiene al pitorrearse por tan desafortunado y equivocado proceder del alto mando .

    • Sergio
      17 de marzo del 2017 en 11:25

      Tu comentario refleja una profunda envidia e ignorancia. Se nota que no tienes idea del por qué se le asignó ese grado a los egresamos de la Escuela Médico Militar. Puede ser que a ti no te interese mucho la preparación del médico, hasta que llegues suplicando por sus servicios para ti o tu familia y rogando que esté bien preparado para salvar tu vida. Ojalá que mejor den de alta medicos de otras escuelas como auxiliares y pase como en Inglaterra que solo se dan de alta los médicos que no encuentran trabajo. Ya veo mi consultorio privado lleno de los jefes y generales que piensan como tú y que promovieron todo esto y sus derechohabientes buscando una atención de calidad y confianza

  5. Manuel
    15 de marzo del 2017 en 20:06

    Triste, pero cierto, una mas de las reformas equivocadas de los actuales diputados y senadores….incluso en estados unidos, cuyos médicos militares no tienen tanta historia como los de México, egresan como capitán, solo el tiempo juzgara adecuadamente si esta supuesta homologación es lo ideal, resulta lo mismo estudiar afuera y después ingresar al ejercito, se les otorga la misma jerarquía que a los egresados de la escuela medico militar, es una lastima por envidia se lleguen a este extremo, si no desean mas egresados deberían cerrar la escuela y subrogar servicios médicos, haber si es cierto que es lo mismo que los egresados de la EMM

    • Juan Mateo Morales C
      16 de marzo del 2017 en 00:59

      En la calidad se reflejará, el Médico Militar tendran que estudiar para promoción en lugar de estudiar para alcanzar la excelencia académica y profesional para lo cual debieran seguir preparandose. Pronto caerán esos que promovieron tal equivocación.

    • Miguel Castillo Suarez
      16 de marzo del 2017 en 07:20

      Para nada equivocadas, que sepan desde el principio que es ser un oficial, para poder ser un buen Jefe, la mayoria no tienen espiritu de sacrificio, solo esperan que den las 12 del dia para irse a sus consultorios civiles, ahi si le echan ganas, ahi si les interesa dar mas consultas, por que ahi si ganan mas, o no?

      • Marisol Gonzalez
        16 de marzo del 2017 en 18:29

        Tu que sabes miguel de estar más de 32 horas en el trabajo continuo y no estar geteandote en tu guardia. Cuando tengas un familiar en paro cardiaco en la madrugada y tengas que tener alguien como nosostros preparado para manejarlo, además de tener que dejarlo con un ventilador respiratorio, además de presentarlo a la terapia y por si fuera poco no tenemos al cabo mafafas que me haga mi papelería porque yo tengo la obligación de entregar todo completo por qué solo nosotros sabemos lo que estamos atendiendo. Pero ya lloraran y entonces nos veremos las caras.

      • 16 de marzo del 2017 en 19:11

        Esperan a que den las 12:00???
        Je je
        a cualquier hora!
        Amén de la diferencia en atención al paciente dentro y fuera de los hospitales militares!! Afuera son taaaan amables!!

        • Marisol González
          20 de marzo del 2017 en 10:12

          Lorena si es usted oficial debería empezar desde tropa porque le falta mucha preparación y así pueda ser un buen oficial, que mediocridad

      • Sergio Velasco
        17 de marzo del 2017 en 23:47

        En serio estás convencido de que es necesario ser buen oficial para ser un buen jefe? Y que ha pasado con la bola de Oficiales , jefes y generales que han caído en actos de corrupción? Haber sido oficiales los hizo mejores personas?? Jajaja. Error. Solo hablas por hablar y no tienes bases buenas para lo que dices. Una cosa no tiene que ver con la otra.

  6. 15 de marzo del 2017 en 15:09

    http://medicablogs.diariomedico.com/laboratorio/tag/literatura-medica/

    Esta nota en un periódico Español hace referencia al centenario de Nuestra Escuela, ojalá la lean y disfruten. Tal vez los militares no médicos entiendan mejor la mística de la EMM y critiquen la decisión de el expresidente Felipe Calderón al degradar a los egresados. Felicidades a la EMM.

    • Marisol Gonzalez
      16 de marzo del 2017 en 18:40

      Así es compañero Francisco siempre tenemos la esperanza y la umildad de que entiendan que la escuela medico militar es la única de su clase a nivel mundial no nacional, que además debería de ser reconocidas como patrimonio cultural de la humanidad por su legado académico y cultural, sin embargo es difícil pretender que su egoísmo y deficiencia en su preparación de muchos vean la magnificencia de nuestra alma mater. Tratando de destruir lo que les a dado prestigio a nivel mundial, en plan de DN III con la población, en aportaciones científicas y académicas a nivel nacional e internacional. Esperemos que si alguien le hemos salvado la vida y mejorado en su salud no se tan mal agradecido, se humilde y admita con sensilles de nuestra gran labor y sacrificio, porque esta carrera es muy demandante, además de nuestra capacidad de ayuda nuestras familias entre ellos nuestros hijos nos extrañan al igual que todos los que pertenecemos a las Fuerzas Armadas. Sé que es difícil ponerse en los zapatos de los demás, pero recuerden somos un solo ejército hermanos lo que lastima a uno lastima a todos. Cuídense y espero que un día se entienda la gran labor que hacemos y la humildad que caracteriza al médico militar. La salud como meta el honor como guía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *