Recobra el General Galván el control de la sucesión en la Sedena…nada se mueve sin su autorización

México, 25 de agosto (Redacción).- La irrupción del rostro del general Carlos Demetrio Gaytán Ochoa en la primera página del diario El Universal  del viernes 24 de agosto nos define que, después de un manotazo frente a todos los divisionarios, el general Guillermo Galván Galván recuperó el control del proceso sucesorio en la Sedena.

Anuncios

De acuerdo a esto cada uno de los precandidatos “oficiales”, es decir de los cinco más mencionados, tendrá su plataforma pública en orden y diciendo lo que quiere su jefe que oiga el mundo civil.

Así los “placea” pero bajo control, bajo reglas institucionales donde el interés, incluso morbo político de la sociedad civil frente a los generales es enfocado a los temas que Galván tiene como pendientes, es decir sus personales obsesiones.

Entre ellos, de ahí las palabras de Gaytán Ochoa, presupuesto y marco legal.

También la necesidad de un “plan de defensa nacional” que nos permitiría, si leemos entre líneas, hablar más de una guerra o de condiciones de guerra, de batalla militar estrictamente en ese sentido, al confrontarse las fuerzas armadas contra el crimen organizado.  Sobre todo contra los narcotraficantes.

Después de haber recibido, como su compañero Moisés García Ochoa, el golpeteo intencional de los medios, en especial de Proceso, el subsecretario Gaytán Ochoa, uno de los hombres más poderosos de la Sedena fue a dar una conferencia magistral a la universidad Anáhuac, no descuidar ahí está mi general Rafael Paz del Campo a cargo de la Maestría de Seguridad Nacional, para insistir en las razones por las cuales el Ejercito necesita un marco legal nuevo que respalda sus actuales labores.

Ya que, dijo, aunque existe un marco jurídico para su actuación ante la coyuntura que vivimos  y “los requerimientos nacionales” se ha tenido que “mover peligrosamente de ese marco”.

Mi general Gaytán Ochoa se vio como lo que es: un hombre inteligente, conocedor de las leyes, consciente de la realidad nacional donde las policías fueron rebasadas y el Ejército tuvo que cumplir misiones diferentes.

Para mayor lujo el serio aspirante a suceder a Galván reconoció que se han cometido errores y excesos pero que los responsables han sido sancionados.

Seguramente su presencia pública, en los medios de comunicación, con estos mensajes ha sido sancionada y cuenta con la bendición oficial incluso del comandante supremo (El Presidente Calderón).  Es de esperarse que en las próximas semanas el titular de la Sedena mandé a otros foros, igual de importantes, a los otros aspirantes.

Se trata de orden, de que la institución no resulte golpeada por una competencia adelantada y que ha resultado demasiado pública, exageradamente expuesta para todos.

A ver si en verdad todos, absolutamente todos, o sea los cinco en los primeros lugares y los demás, se disciplinan…

Isabel Arvide

Estado Mayor

Anuncios

Deja un comentario