Compra Sedena armas de empresa ligada a Trump

Foto: Sig Sauer, especial.

México, 22 de febrero.- En agosto de 2016, el entonces candidato a la presidencia de los Estados Unidos, el empresario Donald Trump, visitó la planta de producción de la compañía fabricante de armas Sig Sauer, en New Hampshire.

Anuncios

Acompañado de sus hijos Ercik y Donald, el magnate conoció los proyectos que tenía en marcha y otros en puerta una de las principales fabricantes de armamento en los Estados Unidos.

Uno de los proyectos en marcha y con miras a extenderse en cuestión de meses, era el de la venta de un importante lote de rifles de asalto y pistolas automáticas y semiautomáticas para el Ejército Mexicano y para varias corporaciones policiacas del país.

En la plática entre los directivos de la firma estadunidense, se acordó que Sig Sauer aportaría 100 mil dólares como un donativo de apoyo para la campaña presidencial de Trump, nominación que tenía un mes de haber alcanzado sin mayor oposición republicana.

En enero de este año, Sig Sauer contrató los servicios de dos lobbistas: Bob Grand y Craig Burkhardt, ambos ligados al Vicepresidente norteamericano Mike Pence.

Sig Sauer, ocupa el quinto lugar en producción y venta de armas de fuego largas y cortas en los Estados Unidos. La firma ha dado a conocer que el monto aproximado de sus exportaciones y ventas internas asciende a unos 500 millones de dólares al año.

De hecho, hace unas semanas el Departamento de Defensa decidió sustituir las pistolas automáticas Colt como parte del armamento orgánico del ejército de los Estados Unidos para dotar a sus soldados con armas cortas Sig Sauer.

Esta es la firma con la que en marzo de 2015, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) firmó un contrato para la adquisición de miles de armas largas y cortas por un monto inicial de 266 millones de dólares.

Este paquete de armamento ligero forma parte de un lote más amplio acordado en 2015, con un valor aproximado a los 859 millones de dólares y en el que figuran desde carabinas Colt, pistolas Glock, lanzagranadas Ordnance para calibre 40 milímetros y miras telescópicas de visión nocturna para la Marina, hasta aviones de entrenamiento T6C Texan.

 

Negocios son negocios

Hace unas semanas, la organización civil Observatorio de Armamento Europeo en México (www.euroarmasmx.org), con sede en Alemania, dio a conocer una serie de adquisiciones de armamento ligero hechas por la Sedena en 2015, entre las que destacó la compra de un lote de 7 mil 384 armas fabricadas por Sig Sauer.

La organización señala que el contrato para la adquisición de las armas fue firmado en 2015, meses antes de que Donald Trump fuera candidato oficial del Partido Republicano a la Presidencia de los Estados Unidos, pero advierte que éste sigue vigente y que incluiría la eventual fabricación de armamento en México con tecnología alemana.

En su comunicado, euroarmasmx.org considera que la cantidad de fusiles y pistolas vendidos a la Sedena y la suma pagada es inusual.

“Supone”, además, que detrás del contrato firmado entre Sig Sauer y Sedena (del que no muestra copias o fragmentos) se esconde la verdadera intención de instalar una planta de producción para pistolas y rifles de esa marca.

De suponerlo pasa a confirmarlo de inmediato, citando un informe del Departamento de Estado norteamericano en el que se le informa al senador Patrick Leahy sobre el caso de Sig Sauer.

El documento al que hace referencia la organización menciona nueve Notificaciones del Congreso de los Estados Unidos hechas a México en las que se resuelve favorablemente para la venta de armamento y equipo bélico.

La primera notificación es para confirmar la venta de tres helicópteros UH-60M (Mike) Black Hawk, en configuración estándar, al gobierno de México, con equipo adicional según se requirió; seis motores T700-GE-701D para los Black Hawk, seis Sistemas de Posicionamiento Global H-764G, así como seis ametralladoras M134 Minigun, cal 7.62mm, tres sistemas de radar de mira infrarroja Star Fire III, tres sistemas para planeación de misiones y 12 lentes de visión nocturna AN/AVS-9.

El documento menciona también la compra de 1,010 carabinas Colt, calibre 5.56mm con sus accesorios (3 millones de dólares); la adquisición a la compañía Textron de 24 aviones T-6C Texan por un monto de 232 millones de dólares, otra compra de 11 aviones T-6C Textron para la Marina, por un monto de 97 millones de dólares, un lote de 11 mil 130 pistolas Glock cal. 9mm, 10m lanzagranadas Mk19 de 40 mm, de la empresa Ordnance, cinco ametralladoras M2A2 calibre 50, cinco ametralladoras M240 cal. 7.62mm y 50 ametralladoras M-60, cal. 7.62 x 51mm.

Se mencionan también las compras de 2,100 miras de visión nocturna (térmica e infrarroja) para la Marina, de la empresa Trijicon, por 2.5 millones de dólares, así como la compra de otro lote de 12 aviones  T-6C, esta vez a Beechcraft Defense Company, por 122 millones de dólares, para uso de la Sedena. Este último contrato aparece como pendiente de resolverse.

En un comunicado, la organización euroarmasmx.org agrega que actualmente la empresa Sig Sauer a la cual la Sedena y la Marina le compraron lotes de armamento desde 2015, está bajo litigio por vender armas de forma ilegal a los gobiernos de Colombia y Kazajistán.

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estadomayor.mx

Anuncios

Deja un comentario