Mejor en el fuero común

México, 22 de agosto (Milenio Diario).- El coronel Rolfe Torres Calderón, un hombre que ha padecido las corruptelas del sistema de justicia militar, plantea un panorama descarnado de lo que ahí sucede y abona la posibilidad de que aquellos militares que sean juzgados por el fuero común salgan beneficiados.

Anuncios

Por su importancia y claridad de criterios, se reproduce el análisis del coronel Torres Calderón:

“Supongo que muchos compañeros que sean procesados en el fuero común, saldrán beneficiados, toda vez que desde el agente del ministerios público hasta el último de los ‘ministros’ del Supremo Tribunal Militar, son personas que independientemente de alargar los tiempos NO POR MESES SINO POR AÑOS en sus correspondientes campos, actúan por consigna del secretario de la Defensa Nacional quien hace funciones de ÉSTOS y son ineficientes; además los defensores de oficio actúan a órdenes, los castran, en perjuicio de sus defendidos, los escenarios que se dan en todas las actividades castrenses se prolongan al medio judicial, de tal suerte que todo es maroma y teatro.

“Asimismo, hay bastantes compañeros que son inocentes y con esta decisión de la SCJN se verán beneficiados.

“También en el sistema de justicia militar hay INEFICIENCIA y corrupción en la integración de las averiguaciones previas, es manifiesta la ineptitud en todos los impartidores de la justicia militar.

“Los defensores de oficio, son ineptos quizás por desconocer las actividades que se dan en las UU. E II. y en forma total las leyes, reglamentos y por ende el Código de Justicia Militar por la conexión existente y también circulares que emiten en Sedena que los infringen. Por experiencia propia, estos te los designan inicialmente, pero no son de fiar, son traidores y cobardes, por no defenderte con coraje y principios, a falta de dinero tienes que aceptarlos, y de tenerlo, es riesgoso designar un abogado civil que litiga en estos juzgados por que la mayoría están castrados, en mis casos de consignaciones injustas, perversas y por consignas, tuve la suerte de haber hecho una buena selección, tenía bien puesto el producto de las gallinas, no se dejó intimidar durante todo el procedimiento, INCLUSO el corrupto de un Juez, me ofreció ayudarme siempre y cuando revocara a mi defensor civil, decline por tener la certeza jurídica de mi inocencia, sorteé todos los obstáculos, no me raje en mis 4 casos, rechace ofertas del AMPM de ayuda y las propuestas de solicitar mis RETIROS DE ACCIÓN PENAL, era nada menos que aceptar la comisión de los supuestos delitos que me fueron atribuidos en forma perversa e injusta, todo un vodevil mis asuntos, muchas cajas de sorpresa, al último me alargaron el procedimiento más de 3 años por el supuesto delito de abuso de autoridad, no obstante, que los SEIS MESES que alcanzaba de sentencia los pase en la prisión militar, por no tener dónde comer y hospedarme, al cumplirlos me lanzaron, de nada valieron mis solicitudes verbales y escritas de permanecer dentro, me discipline, obedecí pero jamás durante toda mi carrera existió la sumisión: aparte de maroma y teatro es una manifiesta corrupción, traiciones, deslealtades y abusos.

“Name, fue el último juez que me tocó lidiar, ostentábamos el mismo grado de coronel, corrupto, cobarde, desleal, me hizo ver mi suerte, para actuar en contra de las leyes, se fue a la PGR, lo desaforaron por soltar a un narcotraficante, llegó a la P.M., sin la pelerina del cargo que le daba el valor para actuar injusta y perversamente, lo reté a partirnos la china hilaria, se rajó, lo trate de calentar para el invite, le aseste 2 tremendas cachetadas. Corrió y me lo impidieron Los compañeros Toledo Corro, coronel Coronel y otros.

“En las 4 batallas salí victorioso, mi plumaje de cuervo, no fue manchado del lodo nauseabundo de la maldad, de la injusticia, de la traición, de la deslealtad y de la cobardía.

“Los consejos de guerra son en teoría públicos, pero en los hechos se realizan en forma cerrada, lejos de familiares y/o amigos de los acusados y, sobre todo, lejos de los medios de comunicación.

“El hecho de que no ventilen los juicios, pone a los militares infractores en una situación de vulnerabilidad.

En cambio, en la justicia civil los militares podrán nombrar al abogado de su preferencia, que será completamente autónomo, respecto al juez y al fiscal.

“Podrán hablar con representantes de los medios de comunicación y podrán beneficiarse de uno de los principales vicios del sistema de justicia que consiste en que quien tiene más dinero tiene un mejor acceso a la justicia.

“Los dos oficiales y cuatro generales que recientemente fueron sometidos a proceso penal por narcotráfico tendrán acceso a los beneficios del sistema de justicia civil”.

DE IMAGINARIA

Gracias por sus visitas al blog Soldados y marinos que Fuerzas Armadas www.fuerzas-armadas.com ofrece a sus lectores. Aquí podrá encontrar las últimas noticias del mundo militar y los comentarios de diversos columnistas y analistas.

Javier Ibarrola

Fuerzas Armadas

Opinión

Milenio Diario

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *