El ascenso del general Saavedra

General de División Alejandro Saavedra. Foto: EspecialCon el nombramiento del general Alejandro Saavedra, el alto mando responde a las ONGs y a quienes insisten en el involucramiento del ejército en la desaparición de los 43 normalistas.

Anuncios

México, 2 de diciembre.- Las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina acaban de anunciar nombramientos y retiros de algunos de los integrantes de sus planas mayores.

Los reposicionamientos y salidas prefiguran escenarios sucesorios, pero también significan, en el caso del Ejército, movimientos de fuerza, jugadas estratégicas con hondo significado político.

La llegada del general de División Alejandro Saavedra Hernández como Inspector y Contralor General de la Sedena en lugar del también divisionario Daniel Velasco Ramírez (quien ocupará la Oficialía Mayor), es la respuesta personal e institucional del general secretario Salvador Cienfuegos Zepeda para revertir los reflectores que siguen apuntando al ejército como uno de los actores en la trama de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, hace ya más de dos años.

El relevo constituye una auténtica muestra del músculo político del alto mando militar en momentos en los que la institución regresa al ojo del huracán, ya sea por la publicación de libros y reportajes o bien por la constante difusión del caso Ayotzinapa en foros nacionales e internacionales.

El contexto que enmarca la decisión del alto mando tiene que ver también con la debilidad del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, quien ve surgir por todas partes nuevas cifras, estudios, informes y toda clase de estadísticas acerca de los niveles de inseguridad y criminalidad en todo el país.

A estos datos se suman cifras que revelan la cantidad de civiles asesinados en contexto de la guerra contra las drogas y que asciende a más de 216 mil desde el 2007, en el gobierno de Felipe Calderón, y siguiendo con la actual administración.

Por si fuera poco, el general Saavedra llega a la Sedena precedido no solo del escándalo de Ayotzinapa, sino también del estrepitoso fracaso que ha sido el despliegue de más de tres mil militares para reforzar el combate a la inseguridad en el estado de Guerrero.

El general era el jefe del coronel José Rodríguez Pérez, militar que estaba directamente a cargo de los soldados del 27 batallón que fueron señalados por normalistas sobrevivientes como los responsables de fotografiarlos, hostigarlos y golpearlos durante la noche de la desaparición, al interior de una clínica.

Desde el 25 de octubre de 2015, hace más de un año, cuando al general Saavedra se le puso al frente de las operaciones coordinadas en el estado para hacerle frente a la ola delictiva y a las masacres cometidas entre cárteles para dominar el territorio guerrerense, los resultados de la estrategia han sido un rotundo fracaso marcado por fines de semana sangrientos en el puerto de Acapulco y en ciudades cercanas que se convirtieron en tiraderos de cadáveres y puntos de combate.

El ex comandante del 27 Batallón de Infantería no tuvo éxito en la misión y terminó siendo relevado y, sobre todo, cobijado al interior de la Sedena para evitar más golpeo por la violencia incontenible en Acapulco y en el resto del estado de Guerrero y por la llama viva del caso Ayoztinapa.

El nombramiento del divisionario ocurre también en el contexto de las declaraciones del general Cienfuegos en el sentido de que ningún militar más declarará en el caso de los estudiantes desaparecidos.

Ya han declarado en cuatro ocasiones ante la PGR y han aportado datos y testimonios a ministerio público y no tiene sentido que lo vuelvan a hacer, indicó hace unos días el alto mando de la Sedena, cuestionado en Chilpancingo, Guerrero, por reporteros en torno a la petición de la CNDH para obtener los testimonios de la tropa que salió a las calles de Iguala aquella madrugada del 26 de septiembre de 2014.

Tres meses después de las desapariciones, el general Saavedra fue removido de la comandancia de la IX Región Militar en Guerrero para hacerse cargo de la estrategia de combate criminal es esa entidad, en donde la violencia, las masacres y la actividad de los cárteles aumentaron mes con mes.

Saavedra, quien ascendió a general de División apenas en 2014, es útil también para reforzar el discurso del general secretario de cara a las ONGs nacionales y foráneas y de cara a la propia CNDH.

El general egresó del Heroico Colegio Militar como Subteniente de Artillería; su formación profesional incluye el Curso de Mando y Estado Mayor General en la Escuela Superior de Guerra, el Diplomado de Análisis Político en la Universidad Iberoamericana.

Ha sido Agregado Militar y Aéreo de la Embajada de México en Canadá; Comandante de las 11/a., 16/a., 18/a. y 35/a. Zonas Militares; así como Director General de Seguridad Social Militar, Director General de Artillería y Comandante de la IX Región Militar, señalan los datos oficiales de su Hoja de Servicios.

A la par de la llegada del general Alejandro Saavedra Hernández a la Sedena, se produjeron otros nombramientos y reacomodos en la plana mayor de la dependencia, como el del nuevo Subsecretario de la Defensa Nacional, el

General de División Gilberto Hernández Andreu, quien es egresado del Heroico Colegio Militar como Subteniente de Artillería; su formación profesional incluye la licenciatura en Administración Militar y los Cursos de Mando y Estado Mayor General, así como Superior de Guerra en la Escuela Superior de Guerra. Maestría en Seguridad Nacional en el Centro de Estudios Superiores Navales dependiente de la Secretaría de Marina.

Fue Agregado Militar y Aéreo en la Embajada de México en los E.U.A., Comandante de la 15/a. y 41/a. Zonas Militares, Comandante de la II Región Militar, Inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea; así como Oficial Mayor de esta Secretaría.

Del otro nombramiento es el del general de División Daniel Velasco Ramírez, quien es el nuevo Oficial Mayor de la Sedena.

Egresó del Heroico Colegio Militar como Subteniente de Infantería y realizó el Curso de Mando y Estado Mayor General en la Escuela Superior de Guerra; así como la Maestría en Administración Militar para la Seguridad y Defensa Nacionales, en el Colegio de Defensa Nacional.

Velasco fue Comandante de la 23/a. y 27/a. Zonas Militares, Comandante de la V, IX, y XII Regiones Militares, Comandante del I Cuerpo de Ejército, Presidente del Supremo Tribunal Militar, Director General de Personal e Inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea, indican los datos proporcionados por la secretaría.

 

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estado Mayor MX

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *