Investiga Sedena al 19 Regimiento de Caballería

México, 3 de mayo.- Integrantes del 19 Regimiento de Caballería Motorizada (RCM) que opera en Reynosa, Tamaulipas, continúan declarando y siendo sometidos al polígrafo por parte de agentes de la Procuraduría General de Justicia Militar (PGJM), quienes investigan posibles nexos del personal de esa unidad con el crimen organizado.

Anuncios

Los poco más de 300 elementos del RCM fueron desarmados y trasladados el pasado viernes a las instalaciones del Centro de Adiestramiento ubicado en Nuevo Amanecer, en el municipio de Aldama, Tamaulipas, en donde se les ha sometido a la prueba del polígrafo y a la de detección de drogas como parte de una investigación interna, indicaron fuentes militares que solicitaron al anonimato.

Los interrogatorios iniciaron el 29 de abril, cuando agentes de la PGJM se presentaron en el cuartel del regimiento con órdenes de concentrar al personal para desarmarlo y trasladarlo a otra instalación en donde se les interrogaría sobre una lista de pagos presuntamente elaborada por operadores del Cártel del Golfo (CDG) y en la que aparecerían los nombres de algunos efectivos del regimiento de caballería.

A los militares se les desarmó y se les impidió comunicarse con sus familiares para explicarles lo que estaba sucediendo. La única versión que se filtró hacia el exterior del cuartel del 19 RCM fue que los llevarían a un curso de adiestramiento a un sitio desconocido, siguiendo un procedimiento totalmente inusual.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no se ha pronunciado oficialmente al respecto. Quien ha dado la cara para tratar de aclarar la situación es el general Saúl Luna Jaimes, Jefe de Estado Mayor de la 8ª Zona Militar en Reynosa, quien habló con reporteros de medios locales a quienes les aseguró que los poco más de 300 integrantes del 19 RCM no están detenidos, sino en un curso de adiestramiento sobre derechos humanos y que por esa razón no llevaron armas ni equipo de combate.

La explicación del general Luna Jaimes se dio luego de que un grupo de esposas y familiares de los militares sometidos a investigación se presentaron en las instalaciones de la 8ª Zona para exigir una explicación y datos precisos sobre el traslado y aislamiento de los militares. Las mujeres fueron atendidas por un oficial de apellido Chagoya quien les repitió la misma explicación sin darles ningún detalle.

Sin embargo, las fuentes consultadas dentro y fuera de la Sedena indicaron que los integrantes del 19 RCM fueron concentrados en las instalaciones del centro de adiestramiento de Nuevo Amanecer, en Aldama, Tamaulipas, en donde la tropa es sometida a la prueba del polígrafo y a otros exámenes.

Sus jefes –un Mayor y cuatro Capitanes– fueron enviados a la Ciudad de México para ser sometidos también, en las instalaciones de la Sedena, al polígrafo y a varias pruebas más como parte de la indagatoria por posibles nexos con el CDG.

Incertidumbre

De acuerdo con familiares de los militares detenidos, los funcionarios de la PGJM le informaron al comandante de la unidad sobre el traslado, para lo cual las tropas del regimiento fueron concentradas en el patio del cuartel.

Ahí recibieron la orden de entregar sus armas, fornituras y equipo de radio comunicación (incluyendo sus teléfonos celulares) porque los iban a llevar a un adiestramiento.

Esa fue la primera versión que los militares les dieron a sus familias cuando les informaron que los llevarían a otro cuartel. Otros compañeros de armas les indicaron que los integrantes de 19 RCM habían sido trasladados primero a las instalaciones del 18 RCM, que se encuentra en San Fernando, Tamaulipas.

Al mismo tiempo la Sedena ordenó el traslado del 55 Batallón de Infantería hacia las instalaciones del 19 RCM con el fin de cubrir las operaciones de dicha unidad mientras la PGJM continúa las investigaciones.

Extraoficialmente se ha señalado que algunos de los integrantes del 19 RCM figuran en una nómina del crimen organizado, hallada recientemente tras los enfrentamientos que varias unidades militares y navales tuvieron con miembros de grupos criminales que operan en Tamaulipas.

En junio de 2014, el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, visitó varias unidades militares, entre ellas las del 18 y 19 Regimientos de Caballería Motorizada, así como la del 77 Batallón de Infantería ubicado en Tampico, Tamaulipas.

Los reportes de prensa de esa fecha y de los meses posteriores no indicaron que los comandantes de la 8ª Zona Militar en Reynosa, Tamaulipas, (General Luis Crescencio Sandoval González) y de la IV Región Militar en Monterrey, Nuevo León (General Miguel Ángel Patiño Canchola) le hubieran informado al alto mando actos de corrupción de alguna unidad militar en esa parte del país.

Familiares de algunos de los integrantes del 19 RCM están en la Ciudad de México buscando ser recibidos en la Sedena para saber con certeza que sucede y cuál es la situación jurídica de su gente.

En tanto, abogados de los militares sometidos a interrogatorios mediante el polígrafo tramitan amparos en contra de los actos de incomunicación que viven desde el viernes 29 de abril, señalaron las fuentes.

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estado Mayor MX

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *