Tortura, disculpas y video

México, 20 de abril.- Uno de los militares detenidos por la tortura a la que fue sometida la joven Elvira Santibáñez Margarito, asegura no haber estado presente en el interrogatorio y tampoco haberlo ordenado.

Anuncios

Se trata del Capitán Segundo de Policía Militar Juan Carlos, ex miembro de las Fuerzas Especiales y quien ha recibido diversos cursos en el ejército sobre respeto a los derechos humanos.

Su alegato, plasmado en sus primeras declaraciones ministeriales, se centra en que los elementos de tropa bajo su mando aquel día, actuaron por cuenta propia, sin recibir órdenes suyas para ejercer algún tipo de violencia física o psicológica contra los civiles detenidos.

Fuentes militares cercanas al caso solicitaron el anonimato para relatar parte de esta historia inmediata, en la que un video tomado por un miembro del Ejército Mexicano exhibe a una mujer militar y a una integrante de la Policía Federal (PF) torturando a una presunta delincuente detenida en febrero de 2015 en el estado de Guerrero.

En el video aparecen dos elementos del Ejército Mexicano pertenecientes a la I Brigada de Policía Militar y una mujer de la PF.

Un tercer elemento graba, al parecer con un teléfono celular, el interrogatorio en el que la mujer militar identificada como Dulce Elena, golpea y jalonea del cabello a Elvira Santibáñez, para luego, por unos instantes, colocarle el cañón de su fusil FX-05 sobre la cabeza para que le responda en dónde está María.

En los instantes previos, el soldado que aparece a la derecha de la imagen le dice a la mujer militar (al parecer con el grado de Cabo) que le dé sus cargadores. Esta se los pasa, se acomoda el fusil, jalonea de nuevo a Elvira y luego la encañona.

En el video no aparece el Capitán Juan Carlos, pero sí están el soldado y él o la militar que grabó la tortura y que, de acuerdo con las órdenes del alto mando y con los manuales de respeto a los derechos humanos y a los cursos sobre la materia impartidos en forma directa o a distancia, debieron haber detenido e impedido actos de tortura como el que presenciaban sin inmutarse.

El oficial detenido pertenece desde hace unos meses a la I Brigada de Policía Militar, unidad a la que fue enviado tras permanecer varios años en un batallón de Fuerzas Especiales en el norte del país y haber asistido a entrenamientos en el Batallón de Operaciones de Montaña en El Salto, Durango.

Las fuentes consultadas señalaron que cuando la Cabo de Policía Militar (PM) Dulce Elena y la agente “Karina”, de la Policía Federal (PF) jaloneaban, encañonaban y asfixiaban a Elvira Santibáñez, el Capitán Juan Carlos estaba en un vehículo militar escribiendo el parte de la operación en la que fueron detenidas tres personas el cuatro de febrero de 2015 en Ajuchitlán del Progreso, Guerrero.

Ese día, elementos de la Base de Operaciones Mixtas (BOM) aplicaban el operativo Tierra Caliente en las inmediaciones de Ajuchitlán del Progreso, en donde detuvieron a tres personas señaladas por los habitantes como integrantes de una banda de secuestradores.

En las detenciones participó una sección de la I Brigada de Policía Militar enviada a Guerrero para reforzar el operativo Guerrero Seguro, así como  una unidad de la Policía Federal y un grupo de agentes de la PGR. La operación se efectuó para detener s secuestradores que trabajaban para organización de La familia Michoacana.

Las personas detenidas en posesión de armas de fuego de uso militar fueron: José Villalobos Díaz (32 años) Juan Hernández Villa (35 años), originarios de Arcelia, y Elvira Santibáñez Margarito (21 años), de Ajuchitlán.

Militares y federales les aseguraron tres fusiles de asalto AK-47 y una carabina AR-15, así como una pistola calibre 22, ocho cargadores de rifle y uno para pistola, al igual que 209 cartuchos útiles calibre 7.62 x 39, 223 para arma larga y .22 para pistola.

También les aseguraron una motoneta marca Itálika, un teléfono celular y 11 mil pesos en efectivo.

Juan Carlos asegura no haber estado en el lugar y momento de la tortura y mucho menos haberla ordenado. Sostiene que el militar que aparece en el video es un soldado, no él.

Su defensa sostiene que fue detenido, porque en ese momento era el jefe al mando de la unidad en el BOM que operó en Ajuchitlán del Progreso.

Al cierre de esta nota, la Procuraduría General de la República (PGR) informaba sobre la obtención de cinco órdenes de aprehensión en contra de tres elementos de la PF y dos del Ejército Mexicano, vinculados con el video y la tortura captada.

Las órdenes fueron solicitadas por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF) y concedidas por el Juez Quinto de Distrito en el estado de Guerrero, con residencia en Iguala.

Dos de las tres órdenes de aprehensión contra los policías federales fueron cumplidas mientras que aún faltaba por ser detenida y consignada la agente que torturó a Elvira Santibáñez.

Las órdenes de aprehensión contra los militares se cumplirán en la prisión, ya que se trata de los mismos elementos detenidos por el Ejército y entregados al fuero federal para ser procesados por el delito de tortura y los que puedan agregarse.

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estado Mayor MX

Anuncios

  8 en “Tortura, disculpas y video

  1. Avatar
    Zoledad Solís
    20 de abril del 2016 en 16:31

    Cómo es posible que mencionen los nombres de los militares implicados, así es cómo defienden a sus soldados?, independientemente de la situación en la que se encuentren, esto vulnera su seguridad y la de sus familias, pongan un poco más de atención en esos detalles……..

  2. Avatar
    Leonardo
    20 de abril del 2016 en 16:24

    Ojala esto no pase a más como el caso del marino que participó en el operativo de Beltrán Leyva, ya que según ningún medio de comunicación había difundido si era casado o tenia familia, ya que llegó in comando armado y acribillo a toda su familia, ahora imagínense acá en este caso que hasta nombre dan y grado.

  3. Avatar
    Noe Teran
    20 de abril del 2016 en 16:22

    Que inconscientes son los DH con los soldados, si las personas que detuvieron los militares pertenecían a la delincuencia, ahora resulta que ya existen DH para los delincuentes

  4. Avatar
    Thor Valhala
    20 de abril del 2016 en 16:21

    El largo brazo de la justicia llegando a quien no debe, que desgraciadamente hicieron lo que no debian

  5. Avatar
    20 de abril del 2016 en 12:30

    esperemos que esto no traiga repercusiones en contra de estos elementos del ejercito al mencionar su nombre y otros datos, ya que cuentan con una familia quienes pueden salir dañados, que falta de profesionalismo estas notas.

  6. Avatar
    20 de abril del 2016 en 12:18

    que forma de darles una seguridad a los miembros del ejercito mexicano proporcionando nombres y datos de la gente que se encuentran involucrados en la tortura de esta delincuente secuestradora de la banda de la “familia michoacana”

  7. Avatar
    20 de abril del 2016 en 12:14

    vemos que la gente que da seguridad a la sociedad es juzgada injustamente, por un error de algunas personas, generalizan a toda una institución y lo peor de todo dan nombres y datos que pueden ser utilizados por el crimen organizado para dañar a la familia de estas personas, que buena proteccion les dan.
    aun cuando ellos dieron buenos resultados en este operativos en contra de estos delincuentes secuestradores, donde decomisaron varias armas y dinero en efectivo.

  8. Avatar
    20 de abril del 2016 en 12:06

    que lastima de profesionalismo el divulgar el nombre de este miembro del ejercito, que forma de proteger a los soldados.
    esperemos que no haya repercusiones en contra de estos elementos del ejercito y federal, por su mala acondicione de esta nota, sin tomar en cuenta la seguridad de las personas.

Deja un comentario