“Reinará opacidad” en la Gendarmería, estima análisis

Uniformes de la División de Gendarmería. Foto: PresidenciaMéxico, 2 de octubre.- El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de la Secretaría de Gobernación (Segob) para el año 2016, carece de transparencia, oculta el manejo del dinero destinado a la operatividad de la Gendarmería y además podría atentar contra varios programas creados para proteger los derechos humanos de los mexicanos.

Anuncios

La forma en que quedó estructurado el proyecto de presupuesto de la Segob obedece a la política de recortes económicos en casi toda la administración pública federal (a excepción de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina), que se verá reflejada en la reducción de casi 10 mil millones de pesos para Gobernación.

Sin embargo, dicha reducción presupuestaria se basa en mecanismos que fusionan programas y estrategias y ocultan detalles sobre las asignaciones monetarias y el destino del gasto para instancias como la Gendarmería.

Un breve análisis elaborado por expertos de la Cámara de Diputados advierte sobre esta situación y señala que de concretarse los cambios propuestos por la Segob en el ejercicio de su gasto para el 2016, estaremos ante una dinámica en la que “la opacidad reinará” en áreas vitales de dicha dependencia, que tentativamente recibiría 67 mil 472 millones, 539 mil 816 pesos el próximo año.

La estrategia presupuestaria de Gobernación enmascara los recursos de la partida E017 –en la que se definía con claridad y a detalle el monto asignado a la Gendarmería y los rubros en que se gastaría el recurso–, los desaparece y fusiona las labores de dicha corporación para insertarlos en la partida E903, denominada Operativos para la prevención y disuasión del delito.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para la Segob en este año, en el que la secretaría ejerce recursos por 77 mil 066 millones, 321 mil 870 pesos, aparece todavía la Gendarmería con una asignación directa de 4 mil 591 millones, 970 mil 499 pesos a ejercer, según indica la Partida Presupuestal E017.

De acuerdo con los analistas de la Cámara de Diputados, será prácticamente imposible saber a detalle cuál será el monto que Segob le dará a la Gendarmería para que sus más de 5 mil efectivos mantengan el despliegue operativo en donde se les requiera.

En los hechos, la forma en que Segob presentó ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) su proyecto de egresos para el 2016, es un sutil enmascaramiento para blindar los recursos financieros con los que operará la Gendarmería el próximo año, y que ascenderán a una cantidad que ha sido suprimida al escrutinio público.

Este año la Gendarmería ejerce 4 mil 591 millones, 970 mil 499 pesos, de acuerdo con documentos de la SHCP que se pueden consultar en el sitio de internet de dicha secretaría.

De dicha cantidad, 1, 538 millones, 117 mil 750 pesos, se canalizaron a pagar los sueldos de los gendarmes y sus mandos, mientras que 2 mil 543 millones, 852 mil 749 pesos se están utilizando para cubrir los gastos de operación (transporte, alimentación, hoteles, combustible, refacciones, etc).

A estas cifras hay que agregar 510 millones de pesos que se emplean para cubrir el gasto corriente de la corporación. En cuanto al programa presupuestal E903, denominado Operativos para la prevención y disuasión del delito, el PEF 2015 detalla una asignación de recursos por 20 mil 378 millones, 753 mil 962 pesos, de los cuales 14 mil 484 millones, 306 mil 609 pesos son para cubrir los salarios de los mas de 32 mil agentes de la Policía Federal.

Todos estos datos son abiertos y escrutables en el PEF 2015 de la Segob referente a Asuntos del Orden Público y Seguridad Interior, sin embargo quedarán diluidos o tal vez ocultos al aprobarse en todos sus términos en proyecto para el 2016.

Pero los cambios propuestos por la Segob en el funcionamiento de la Gendarmería no solo la convertirán en una entidad discrecional en todo sentido; afectarían también programas de protección a los derechos humanos en un contexto volátil y explosivo en la materia.

 

Derechos Humanos, luego

El análisis aborda la forma en que está integrado el proyecto del PEF para el 2016, señalando que “para el rubro de Seguridad, (SDN, SM, PGR y SEGOB) corresponde a $182, 892, 983,167.00, es decir, sufre, en conjunto y respecto al presupuesto aprobado para 2015, un decremento de $10,377,464,256.00”.

Sin embargo, recuerda, “en el mes de febrero de este año y derivado de la crisis internacional, el presupuesto sufrió un recorte de $ 4,250 millones de pesos, siendo distribuidos de la siguiente manera:

Secretaría de Gobernación                             $2,000 mdp

Secretaría de la Defensa Nacional                $ 1,200 mdp

Procuraduría General de la República         $ 600 mdp

Secretaría de Marina                                        $ 450 mdp

 

El documento advierte que a pesar de los supuestos recortes, las dependencias señaladas –menos la PGR– terminaron ejerciendo presupuestos mayores a los del 2014. “En total, el presupuesto ajustado para 2015, fue de $ 188,144, 985, 041.00 y respecto a éste, se tiene un decremento de $ 4, 252, 001, 874.00, equivalente a un -2.26%”, indica el texto.

A continuación describe cómo opera el mecanismo de fusionar programas presupuestarios como los de Servicios Migratorios en fronteras, puertos y aeropuertos (E008), con el de Coordinar la Política Migratoria (P019), los cuales quedarán integrados en el programa E008, Política y Servicios Migratorios.

Otra fusión que llama la atención de los investigadores de la Cámara de Diputados es la de los programas presupuestarios E012 Registro e Identificación de Población, y el U001, que corresponde a Modernización Integral del Registro Civil con Entidades Federativas, y que quedarán insertos en el programa E012 Registro e Identificación de Población.

El problema con estas fusiones y que “resulta particularmente preocupante”, es que se desconoce la cantidad de recursos que se estén destinando o no para la Cédula de Identidad, por ejemplo.

Finalmente, en el rubro de atención a los derechos humanos, el foco de atención está sobre cinco programas prioritarios que si bien no quedan de lado, sí se mantienen con manejo discrecional y, sobre todo, con escasa transparencia y resultados.

El documento se refiere a este tema de la siguiente manera: “L001 Cumplimiento de obligaciones en materia de derechos humanos dentro de los sistemas de protección de derechos humanos de los que el Estado Mexicano sea parte, y de las obligaciones pecuniarias previstas en convenios de la SEGOB en que se reconozca la responsabilidad de las violaciones; P004 Defensa de los Derechos Humanos; P015 Promover la prevención, protección y atención en materia de trata de personas; P017 Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, y P022 Conducción de la política en materia de Derechos Humanos”.

Estos recursos han sido ejercidos con muchas deficiencias, sobre todo en el Mecanismo de Protección a Periodistas y la trata de personas, razones por las cuales resulta sumamente preocupante, advierte el análisis.

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estado Mayor MX

Anuncios

Deja un comentario