FAM; cada vez menos aviones

ESTRUCTURA DE LA FAM 2015. Foto: EspecialMéxico, 18 de febrero.- ¿Cuántos aviones y helicópteros tiene en realidad la Fuerza Aérea Mexicana (FAM)? ¿Cuál es la cifra que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) intenta ocultar cuando se le requiere dicha información?

Anuncios

Al celebrarse el pasado 10 de febrero el Día de la Fuerza Aérea Mexicana, la Sedena le entregó a la agencia informativa Notimex las cifras de las aeronaves militares con las que se cuenta hoy día para las misiones de defensa, vigilancia, y protección de civiles en casos de desastre.

Todo indica que la FAM cuenta solo con 346 aeronaves, entre aviones (ala fija), helicópteros (ala rotativa) y sistemas no tripulados.

Pero en realidad, y basados siempre en datos oficiales, la cifra es todavía menor, tanto como 204 aparatos en activo. Se trata de la cifra de material aéreo más baja que ha habido en los últimos 20 años. Tanto así, que es un poco menos de la mitad de la que había al inicio del mandato del presidente Felipe Calderón.

 

De los 427 que tenía…

Las estadísticas oficiales más frescas que se conocían al respecto eran las de 2007, cuando al inicio del sexenio anterior el secretario de la Defensa Nacional, el general Guillermo Galván, reveló que la FAM poseía 369 aparatos, aunque nunca aclaró cuántos y cuáles de esa cifra estaban activos y fuera de servicio.

Las cuentas del general ante un grupo de senadores y diputados de las comisiones de Defensa y de Seguridad en ese tiempo, indicaban que la FAM contaba con 259 aeronaves de ala fija y 110 de ala rotativa. A esa cifra se debían agregar durante la administración de Calderón y Galván, otros 58 aparatos (50 helicópteros y 8 avionetas Cessna)  que la Procuraduría General de la República (PGR) le cedía a la FAM para ampliar su labor de erradicación y combate al narco.

La cantidad se cerraba entonces a 427 aeronaves en total para iniciar la guerra al narco, la vigilancia, seguridad y defensa del territorio nacional y para llevar a cabo labores de erradicación de enervantes y ayuda a la población civil en casos de desastre.

En julio de 2012, casi al final del sexenio calderonista, la Sedena emitió un documento en su página de internet titulado Logros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Suplemento de la Revista Electrónica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos), en el que señalaba metas anuales y sexenales alcanzadas.

El quinto punto de las matas sexenales de la Sedena era el referente al incremento de la capacitación para los pilotos de la FAM. El documento indicaba: “La meta fijada para el adiestramiento de los pilotos aviadores militares, se ajustó a la norma internacional, que señala un mínimo de dieciséis horas de vuelo mensual. Al inicio de la administración, la capacidad de material aéreo disponible, sólo permitía la práctica de vuelo, por un lapso no mayor a una hora y treinta minutos. En el presente, su instrucción es ya de seis horas con 21 minutos, en promedio, al mes”.

 

Años antes –desde julio de 2003, cuando entraron en funcionamiento el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) y la Ley Federal de Acceso a la Información), la Sedena ya había recibido decenas de solicitudes pidiéndole datos sobre el número de aeronaves, el tipo de aparatos, sus características y de más información relativa.

Las respuestas de la dependencia siempre fueron y han sido negativas al respecto, alegando que se trata de información sensible que no puede hacerse pública. En los últimos tres años la dependencia ha utilizado los criterios de daño probable, daño presente y daño específico para proteger y reservar casi cualquier dato que se le solicite.

En septiembre de 2005, en el contexto del desfile militar, el fallecido periodista Javier Ibarrola Jiménez, especializado en temas militares, dio a conocer una de las pocas listas con el estado de fuerza de Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, señalando que la FAM poseía entonces 407 aeronaves.

En mayo de 2008, el especialista en comercio militar por la Universidad de Georgetown, Iñigo Guevara y Moyano, escribió en su artículo Mex to Max. Air Force Report. Mexican Air Force, que la FAM tenía 482 aeronaves, de las cuales 421 estaban operativas.

Información como la que dio a conocer (de forma temporal) Notimex era reservada por el comité de la Unidad de Enlace de la Sedena por un periodo de 12 años hasta que el Comandante Supremo de las fuerzas armadas mexicanas, el presidente Enrique Peña Nieto, atendió el desolador panorama que su secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda, le mostró al inicio de su mandato y que básicamente era el mismo que su antecesor, el general Galván, reveló a legisladores hace más de siete años: las fuerzas armadas mexicanas están anquilosadas, desgastadas y perdiendo poder militar rápidamente.

 

Volando bajo

Hace dos años, el presidente dio a conocer el Programa Sectorial de Defensa Nacional 2013-2018 que contiene la estrategia y la línea programática para modernizar en el menor tiempo posible  al Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

Es en ese documento en el que se señala la cifra de 346 aparatos existentes en el inventario de la FAM, pero con algunas salvedades incluidas en la información de Notimex.

La página 15 del documento elaborado por el gobierno federal y por la Sedena indica que “la FAM, actualmente cuenta con una flota de 346 aeronaves, de las cuales, 204 se encuentran operativas y 142 están fuera de servicio”.

Señala además que “el 55% de las aeronaves cuentan con más de 21 años de servicio.  Para revertir esta situación, se tiene considerado la adquisición de diverso material de vuelo, entre ellos, 91 helicópteros, 81 aviones y tres sistemas aéreos no tripulados”.

Así, al terminar este sexenio, la FAM deberá contar con 379 aeronaves, entre aviones, helicópteros y sistemas no tripulados, para subsanar las deficiencias que presenta en material aéreo y su consecuente repercusión en misiones de fumigación de enervantes, combate al narco, apoyo en tareas de seguridad pública y ayuda en casos de desastre. Al déficit de aeronaves hay que sumarle el de tripulaciones.

El programa sectorial es claro al respecto: “…es imprescindible completar dos tripulaciones por aeronave de ala rotativa (actualmente se cuenta en promedio con 1.5 tripulaciones) y mantener la proporción conforme se incremente la flota aérea, teniéndose un déficit de 66 pilotos aviadores”.

Este dato es relevante porque revela que en nueve años la FAM no ha logrado subsanar la enorme deficiencia en el número de tripulaciones con las que se debe contar, de acuerdo con los estándares militares internacionales recomendados.

En 2007 el general Galván advertía que la FAM tenía sólo 295 tripulaciones activas. La orgánica de la Fuerza Aérea, señalaba el general, establece que se debe contar con 554, “toda vez que se debe contar con tripulaciones dobles”. El déficit, agregaba Galván, es de 255 tripulaciones.

Los datos del programa actual indican que el déficit es de 66 pilotos aviadores militares, lo que equivale a varias tripulaciones incompletas (por lo menos unas 40) en el esquema de la FAM.

 

Más o menos

Los datos publicados por Notimex son oficiales y están actualizados a la fecha. Sin embargo, presentan detales dignos de tomar  en cuenta y que no se mencionan en el programa sectorial, texto que a su vez omite aspectos de la infografía. Ambos son complementarios.

El programa sectorial establece que de las 346 aeronaves existentes, solo 204 son útiles y están en activo, mientras que las restantes 142 están fuera de servicio por diferentes razones. Lo que no dice el texto de la presidencia es cuántos aviones y helicópteros están en activo. La infografía de Notimex sí lo establece: 233 aviones y 113 helicópteros.

No obstante, ni Notimex ni Presidencia o Sedena mencionan cuáles aeronaves están fuera de servicio.

Otras fuentes como la revista Busines Insider acaban de publicar una lista con Las 335 Potencias Militares del Mundo, en la que sorpresivamente aparece México en el sitio 33, tan solo por encima de Bélgica y Corea del Norte.

Busines Insider indica que México posee 373 aeronaves de combate, en un dato basado en las estadísticas que cada año elabora el sitio Global Fire Power (GFP), el cual, hasta hace dos semanas, manejó esa cifra como el dato más reciente sobre el poder aéreo de las fuerzas armadas mexicanas. Esta cifra ya quedó desfasada.

Ahora, GFP (sitio que utiliza bases de datos de la CIA, de los gobiernos de cada país y de fuentes de seguridad) acaba de actualizar sus estadísticas y coloca a México en el sitio 31, pero con 362 aeronaves militares en su haber.

Global Fire Power cambió su cifra sobre el número de aeronaves de la FAM luego de que Notimex publicó su infografía, pero contabiliza dos aparatos menos. De manera general y sin más detalles, señala las fuentes de los datos: “Partial Sources: CIA.gov, CIA World Factbook, wikipedia.com, public domain print and media sources and user contributions. Some values may be estimated when official sources are lacking”.

Según este portal, el poderío aéreo mexicano se limita a 6 aviones interceptores, 43 aviones acondicionados para ataque, 199 transportes aéreos, 81 aviones entrenadores y 169 helicópteros (ninguno construido originalmente para combate).

En mayo de 2014 estas eran las cifras del mismo portal: 373 aeronaves militares operativas, 6 aviones caza (Los F-5E, de una flota original de 12 aparatos), 43 aviones acondicionados para combate (los Pilatus PC7), 191 aviones de transporte, 95 aviones entrenadores y 176 helicópteros.

El sitio no ofrece nunca detalles sobre cuántos de los aparatos contabilizados están operativos y cuántos fuera de servicio. El portal, dedicado a llevar estadísticas actualizadas sobre el poderío bélico de unos 100 países (el número de naciones analizadas varía de año en año), señalaba hasta hace dos días que México ocupaba el lugar número 33.

En los años más difíciles de la guerra al narco, cuando México incrementó sustancialmente los presupuestos para el Ejército y la Marina, el sitio GFP llegó a colocar a México en el inverosímil sitio 19 del listado de países con poder bélico (año 2010).

Hoy, antes que México, a nivel continental y regional, están Brasil (con 748 aparatos), Colombia (con 451 aeronaves) y Canadá (con 404 aparatos). La información oficial y extraoficial disponible indica que, en efecto, cada año la Fuerza Aérea Mexicana tiene menos aviones y helicópteros, menos tripulaciones y menos pilotos.

Un dato más; el Boletín no. 16 de la Fuerza Aérea Mexicana, en su edición de febrero de 2009, señala en su página 26, que en el año de 1945 la FAM contaba con 251 aviones.

Jorge Alejandro Medellín

@JorgeMedellin95

Estado Mayor

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *