Autodefensas: entre grietas y fracturas

Hipólito y sus autodefensasMéxico D.F., 25 de marzo .- Divisiones y enfrentamientos entre integrantes de los grupos de autodefensa en Michoacán tienen muy nerviosos a los órganos de seguridad del gobierno. A la detención de Hipólito Mora, acusado del doble homicidio de dos de sus ex compañeros, se le sumaron declaraciones de otros líderes que acusaron de traición al gobierno federal. Pese a los visos de ruptura, las autodefensas siguen proporcionando información sobre la ubicación de los cabecillas templarios. Mientras la tensión en Michoacán amenaza con elevar el tono de las confrontaciones, en varios medios de comunicación sale a flote el pasado de algunos líderes.

Anuncios

Entraron en camionetas donde viajaban de cuatro a seis personas armadas. Muy temprano por la mañana de este martes 25 de marzo, el aviso llegó por radio a los diferentes destacamentos que los distintos cuerpos de autodefensas tienen en al menos 20 municipios de la Tierra Caliente michoacana. La información era que un grupo de al menos 60 hombres se dirigían hacia Huetamo, municipio michoacano que colinda con Guerrero, para instalar barricadas y llamar a la población a que apoye la creación de una guardia comunitaria.

Los grupos de autodefensa llegaron poco después del medio día a la cabecera municipal, dice vía telefónica un integrante de de estas organizaciones, llegaron por la carretera que va de Churumuco a Huetamo, colocaron barricadas en los accesos a la localidad y convocaron a la ciudadanía a que se reuniera en la plaza principal.

La toma de Huetamo fue confirmada la tarde del pasado martes por la agencia michoacana de información Quadratin, a través de su portal noticias, donde se registró que alrededor de las 13:30 horas los grupos de autodefensa ya se habían hecho con el control de la seguridad de la cabecera municipal. Huetamo está localizado a 210 kilómetros de Morelia, a poco más de tres horas y media por carretera, y tiene colindancia con los municipios de Turicato y Churumuco, donde ya existen grupos de autodefensa. Apenas en enero pasado un grupo de ciudadanos marcharon por la principal avenida de esta localidad, y en una concentración en la plaza pública se pronunciaron en contra de que hubiera grupos de policía comunitaria en el municipio.

Antes de Huetamo el último municipio que quedó bajo el control de grupos de autodefensa fue Ario de Rosales, donde ingresaron el pasado sábado 22 de marzo. Días atrás el 15 de marzo, el gobernador Fausto Vallejo Figueroa había realizado una gira por Huetamo donde en compañía de la alcaldesa Dalia Santana Pineda, realizó un recorrido por varias obras en construcción e inauguró la nueva pavimentación de la arteria principal de esta ciudad.

Los “fantasmas” de Hipólito Mora

Hipólito Mora tenía varios problemas al comenzar este año 2014. Crecía la sospecha hacia afuera del núcleo dirigente de los grupos de autodefensa, que sus antecedentes como traficante y ex presidiario tarde o temprano lo llamarían a cuentas. Entre la gente que lo conocía de tiempo atrás en la comunidad de la Ruana, de donde es originario y encabeza al grupo de guardias comunitarias, circulaban versiones diversas sobre aquellos tiempos en que tenía buena relación con los cabecillas del narco en esta región de Michoacán. Testimonios de empresarios, agricultores e integrantes de los grupos de autodefensa coincidían: Mora se quedó con 20 millones de pesos de sus socios que se dedicaban al narco. Desde entonces se la tenían sentenciada, dice un integrante de las guardias comunitarias. En ese contexto fue cuando de un día para otro apareció como líder de un grupo de autodefensa de su comunidad.

Primero frente a reporteros locales y después, con alguno que otro enviado de medios nacionales, Mora reconoció que uno de errores fue aceptar en sus filas de autodefensas de la Ruana, a personas que eran “arrepentidos”, ex miembros de los caballeros templarios que se decían hartos y habían desertado para unirse a las guardias civiles. De ellos obtenían información, esa fue una de las primeras funciones que se les asignó, como ex integrantes de la organización debían señalar frecuencia de movimientos de los grupos de pistoleros, casas de seguridad, vías de comunicación y personas involucradas ya sea como halcones o jefes de plaza en diferentes municipios.

Cuando su presencia comenzó a ser detectada por los templarios, surgió la acusación abierta de que varios autodefensas trabajaban para la organización autodenominada Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), el grupo encabezado por Nemesio Oceguera Cervantes, alias “el Mencho”, quien movía los hilos con apoyo financiero y armas a varios integrantes incrustados en los grupos de comunitarios en varios municipios.

Mora ganó animadversión entre narcos arrepentidos que se unieron en otros municipios a los autodefensas, y no tardó en presentarse el primer conflicto luego de que apareciera sin vida el cuerpo de Rafael Sánchez Moreno, apodado “el Pollo” acusado de ser uno de los operadores de Nazario Moreno, y quien fue encontrado sin vida junto a José Luis Torres Castañeda. Ambos eran “arrepentidos” y formaban parte de las autodefensas. El doble crimen ameritó que otro grupo de autodefensas encabezado por Luis Antonio Torres González, apodado “el Americano”, y señalado de estar rodeado de integrantes de los templarios infiltrados en los comunitarios, se lanzara tras su captura. La noticia del 12 de marzo fue que Mora tuvo que salir de la Ruana en un helicóptero de la policía federal, debido la llegada de más de 300 autodefensas fuertemente armados que iban por él encabezados por Torres González.

Al día siguiente acusado de ser probable responsable del doble homicidio, Mora fue encarcelado en el penal michoacano de Mil Cumbres donde se le inició juicio en días pasados. La semana pasada José Manuel Mireles, quien retomó el liderazgo de los autodefensas tras su convalecencia luego del accidente de la avioneta en que se viajaba en los días en que los comunitarios avanzaban a otros municipios, acusó al gobierno federal de actuar con doble rasero en la captura de Hipólito Mora. El doctor Mireles al igual que otros integrantes de los autodefensas acusaron de traición al gobierno federal pues Mora había pedido ayuda y fue enviado al penal. Las declaraciones fueron hechas días después de que medios de comunicación nacionales publicaran los señalamientos de autoridades estadounidenses, quienes informaron que Mireles había estado preso por narcotráfico en Estados Unidos.

Los ánimos se exacerbaron y hace unos días se reportaron enfrentamientos entre grupos de autodefensa afines a Mora y patrullas del ejército en las inmediaciones de la Ruana y en caminos que comunican a Buena Vista con otros municipios de la Tierra Caliente. Con la tensión al rojo vivo hubo una serie de enfrentamientos entre pistoleros que custodiaban la zona donde se presume se oculta Servando Gómez, alias “la Tuta”, en la sierra de Arteaga, e infantes de marina quienes realizan una operación apoyados por integrantes de los autodefensas que conocen la ubicación de sus escondites.

Con el avance de las autodefensas para tomar el control de más municipios en la Tierra Caliente, la tensión se elevó de tal manera que Alfredo Castillo, Comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral en Michoacán, tuvo que llamar a consultas a Morelia a varios especialistas en seguridad e inteligencia para analizar e intercambiar puntos de vista sobre el complicado escenario que se dibuja en la entidad al cierre del mes de marzo.

Juan Veledíaz 

@velediaz424

Estado Mayor

Anuncios

Deja un comentario