La muerte de un Soldado

El general Gutiérrez Rebollo. Foto: EspecialMéxico, 20 de diciembre.- El general de división, nunca perdió su calidad como tal, Jesús Gutiérrez Rebollo falleció en su cama del Hospital Militar después de una larga agonía que, paradójicamente, lo libró de su encarcelamiento en una prisión de alta seguridad.

Anuncios

Su muerte terminó con un drama que merece ser contado para que nunca vuelva a repetirse.

Gutiérrez Rebollo fue víctima de la corrupción del poder militar.  Su verdugo se llama Enrique Cervantes Aguirre.

Fue acusado, encarcelado, juzgado de las maneras más inmorales a recordar.

Tanto así que en su momento, con una periodista como testigo, el entonces procurador de justicia militar, general Rafael Macedo de la Concha, me aseveró que hubiese sido mejor que Cervantes Aguirre lo hubiese matado.

Su juicio se basó en dichos, en supuestos, en testimonios nunca probados y tal vez ni siquiera ratificados.  No le permitieron carearse con sus testigos, no tuvo una defensa eficiente hasta que pasados los años su propio hijo la encabezó.

Una de las frases más lapidarias que me dijo fue que debían castigarlo por pendejo, porque era el único presunto culpable de complicidad con criminales que no tenía un centavo.

Encabecé, entonces la vocera oficial era su hija Teresita, la defensa mediática del general.  Me confronté abiertamente con el inmenso poder de Cervantes Aguirre que siguió vigente hasta el sexenio siguiente con el general Vega en la Sedena.  Pague precios que volvería a pagar.  Creí siempre en su inocencia.  Él lo sabía.

Lo entrevisté en exclusiva muchas veces.  Me dijo todo lo que había que decir, me entregó pruebas, las publiqué y enfurecí a Cervantes.  No pasó nada. No hubo poder humano que pudiese contra la voluntad de destruirlo que portaba cuatro estrellas.

Me dolió verlo en la más denigrante de las prisiones, estoico, valiente, entero cuando todo en su entorno eran humillaciones inaceptables.

Nos escribimos, nos hablamos, nos respetamos, nos quisimos.

Lamento su muerte en muchos sentidos personales, emocionales.  Me duele pero también reconozco que fue un gran descanso.

Gutiérrez Rebollo fue un jefe militar excepcional que daba y volvía a dar resultados, como ningún otro, en la lucha contra los carteles de la droga.  Fue condecorado, fue reconocido por esto.

Sobre todo, coincidencias de la vida, en Jalisco tuvo bajo su mando al ahora titular de la Sedena, general Salvador Cienfuegos.

Por eso días después de tomar posesión, el general Secretario fue a ver a su amigo, a su antiguo comandante, a su cuarto de enfermo en el hospital militar donde siempre se le trató acorde a su jerarquía militar.

Si alguien puede dar testimonio del valor, de la honestidad, de la impecabilidad de Gutiérrez Rebollo es el actual jefe militar.  Le consta quiere decir mucho.

Por eso, por la relación de amistad con su familia de hace muchos años, fue que Salvador Cienfuegos ordenó casi en la madrugada del viernes 20 de diciembre del 2013 que sus condolencias amistosas, fraternas, fuesen oficiales.

Obvio decir que la Sedena no trata con criminales.

Expresar abiertamente pesar por la muerte del general Gutiérrez Rebollo es una exculpación con todas sus letras.

Cienfuegos tiene el valor, se lo agradezco infinitamente con el inmenso cariño que le tuve a Rebollo, de hacer público el sentir de muchos, muchos que son muchos en verdad, jefes militares sobre la inocencia del general Gutiérrez Rebollo.

Tal vez en el mundo civil esto no tenga traducción, dentro del universo uniformado vale mucho.

Mi general Rebollo dejo escrito, notariado, que al morir fuese incinerado sin mayor ceremonia.  Si hubiese optado por el velatorio militar hubiésemos visto un gran desfile de hombres plenos de valentía y honor.

No solamente abrazo a su familia, me abrazo a mí misma en un dolor compartido.  No por su muerte sino por la tragedia que vivió.

Isabel Arvide

@isabelarvide

Estado Mayor

Anuncios

  18 en “La muerte de un Soldado

  1. Avatar
    22 de octubre del 2016 en 19:45

    Todo ser humano que fallece en dificiles circuntancias es lamentable,pero mas doloroso es su inocencia de cargos no comprobados, Descanse en Paz

  2. Avatar
    temoc reyes santos
    21 de diciembre del 2015 en 14:46

    ¿Sería posible confirmar que por un “error de dedo”, ese generalete, Cervantes Aguirre, llegó a la SEDENA?. Se supo que el General Aguirre Cervantes (Caballería), era el propuesto para ser Secretario de la Defensa de Zedillo, y que ya firmado el Acuerdo, Zedillo no quiso rectificar, a pesar de que le informaron de ese error…¿Será?

  3. Avatar
    ConRey
    13 de agosto del 2014 en 19:22

    Bien Sra. Isabel Arvide, bien por su valor demostrado, y que en todo momento Ud., siempre a tenido el,valor de decir las cosas como son. Mi respeto.

  4. Avatar
    07 de enero del 2014 en 10:43

    Sigue la inercia de la tropa ante la corrupción de algunos cuadros de mando de la Sedena, que mas humillaciones espera recibir la milicia para reaccionar ante la narco-politica

  5. Avatar
    Vicealmirante (Ret) HUGO ACOSTA AGUILAR.
    05 de enero del 2014 en 22:44

    Tuve el privilegio de conocer al Señor General Gutiérrez Rebollo cuando era comandante en Guadalajara. Tuve entonces la impresión de estar frene a un militar a carta cabal. Nunca tuve razones para cambiar de opinión.

  6. Avatar
    GRAL. ANDRIANO MORALES
    24 de diciembre del 2013 en 00:19

    SE FUE UN GRAN MILITAR Y HOMBRE ES SER HUMANO MAS HONORABLE QUE CONOCI EN MI VIDA, EL MALDITO SISTEMA CORRUPTO LO DESTRUYO POR QUE LES ESTORBABA, PERO TODOS EN EL EJERCITO SABEMOS QUE FUE INOCENTE Y LO DESTRUYERON PARA PROTEGER A ZEDILLO Y A CERVANTES, DESCANCE EN PAZ MI GENERAL GUTIERREZ REBOLLO.

  7. Avatar
    zaira
    23 de diciembre del 2013 en 23:57

    Isabel usted es un mujer valiente y honorable digna vocera del ultimo gran general del ejercito mexicano, fue uno de los mas grandes soldados que hemos tenido en este pais, mi admiracion y respeto por mi general rebollo y por usted hombre y mujer honestos e inquebrantables.

  8. Avatar
    Cheché Martínez
    22 de diciembre del 2013 en 08:52

    Mi respeto, subordinación y admiración por siempre a mi Gral. GUTIÉEZ REBOLLO. Mis condolencias y pronta resignación para su apreciable familia. Qepd JGR.

  9. Avatar
    Virginia Villarreal
    22 de diciembre del 2013 en 08:04

    En nombre de mi Padre QEPD. Cap. Ricardo Villarreal B. les damos nuestro más sentido pésame, siempre fue admirado y respetado por mi padre y quien le mostró su apoyo incondicional pues sabia que no era culpable de lo que se le acusaba, siempre se refirió a el como un HOMBRE DE HONOR y merece todos los honores.

  10. Avatar
    Ricardo Escorcia Vargas
    20 de diciembre del 2013 en 18:39

    Con el cariño de una familia militar que admira y le guarda mucho respeto a mi general, de parte de la familia escorcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *