Se arriesga Cienfuegos en Michoacán

El General Cienfuegos manda a un soldado a la guerra sin armas. Foto: EspecialMéxico, 18 de mayo.- El nombramiento de un general como Secretario de Seguridad Pública en Michoacán ameritó grandes espacios en los medios nacionales. 

Anuncios

Si bien la información no fue clara, ni siquiera para especificar que se trata de un general brigadier, su publicitación obedeció a comunicar que su llegada va a resolver los problemas de seguridad en esa entidad.

Lo que no va a pasar.

Porque el general Alberto Reyes Vaca no tiene en sus manos las soluciones para ello.

Ni siquiera porque lo envíe directamente, es un militar en activo que apenas ascendió a general en noviembre pasado, su jefe el general Cienfuegos va a poder terminar con la violencia, limpiar la policía o vencer a los fortísimos grupos criminales.

Justamente porque viene del activo conoce muy poco, casi nada de la realidad de la seguridad pública en los estados.

Primer punto en contra.

Y aunque pueda aprenderla en poco tiempo, no tiene como cambiarla.

No podría siquiera modificar esta realidad el mismo general Salvador Cienfuegos.

Pongo un ejemplo muy clarito.  Las compras de equipamientos, desde patrullas a radios, uniformes, demás no se hacen de acuerdo a las necesidades específicas de las corporaciones de seguridad pública sino a los intereses monetarios, comisiones para no andar por las ramas, de los gobernadores.

Por eso se compran patrullas  y no se invierte en su mantenimiento.  Por eso en todo el país existe un parque vehicular en las secretarias de seguridad pública, estatales y municipales, a punto de convertirse en chatarra mientras no hay vehículos para patrullar las calles.

El dinero de viáticos, de gasolina, del gasto diario de las policías está sujeto a controles burocráticos que tienen imbricadas raíces con los grupos de poder local, y que en los hechos detienen cualquier funcionamiento ya no óptimo, sino apenas correcto de las policías.

Sin equipamiento adecuado es muy difícil hacer un buen trabajo.

Esto lo va a averiguar muy pronto el general Reyes Vaca.

Los intereses políticos, de poder local, en provincia están muy relacionados con los medios de comunicación.  Y se usan, precisamente, como parte de estructuras de poder bastante corruptas.  A lo que debe agregarse el interés de los criminales en los medios.  O en su defecto, cuando no son corruptos, el poder del miedo que estos criminales ejercen sobre los medios.

Por lo tanto, definitivo, los medios serán a priori sus enemigos.  Y un instrumento para desgastarlo políticamente.

Para lo que el general, como jefe militar en activo, no está entrenado. Su respuesta, aunque aprenda rápido, dependerá de la voluntad política del gobernador.

Y así hay infinidad de realidades que no permiten en los hechos cambiar la realidad de las secretarías de seguridad pública.

Ni siquiera si el gobernador, que no lo es hasta hoy sino por unos cuantos meses, lo quisiera.

Para cambiar a los policías, corruptos, al servicio de los narco criminales, sin preparación, que no pasan ningún examen de confianza se necesita, además de voluntad, mucho dinero que no está en el presupuesto estatal para darlos de baja.

Por lo tanto aunque el nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán quiera despedirlos y dejar el lugar a nuevos elementos, no podrán. Aparte de que estos, los nuevos policías incorruptibles y capaces no existen actualmente.

Mientras lo preparan, otra vez más dinero, podría llevarse soldados una vez resuelto el tema de las indemnizaciones, pero si la Sedena le da dos o tres mil soldados bajo su mando, todos los demás gobernadores van a pedirlo.

Y entonces se tendría que cambiar el presupuesto de la federación.

Por eso el general Cienfuegos se arriesgó demasiado al enviar, con toda magnificación de su apoyo, a este general. Que además viene a sustituir a otro general, que a su vez sustituyó a otro…

De dónde debemos preguntarnos, uno de muchos cuestionamientos, por qué este general si va a poder si sus antecesores, incluso con mayor rango militar y antigüedad en el mando, no pudieron…

Y eso que no me referí a la imposible subordinación, en la práctica, de las fuerzas armadas y policías federales al mando del general Jesús Reyna García, eso no se da ni de orden superior, ni siquiera el gobernador interino querría que fuese de verdad, porque sería un poder en contraposición al suyo, un “golpe de estado” de facto…

Isabel Arvide

Estado Mayor

Anuncios

  10 en “Se arriesga Cienfuegos en Michoacán

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *