Michoacán en el abismo

Michoacán. Foto: EspecialLa crisis de gobernabilidad en Michoacán no sólo ha encendido los focos rojos por la ausencia del mandatario electo Fausto Vallejo, sustituido por su secretario de gobierno, sino por los amagues que el crimen organizado ha dirigido contra la población civil, las empresas y las fuerzas de seguridad en la región de la Tierra Caliente. Con cautela, el mando militar en la región ha girado instrucciones a las dos zonas con que cuenta el estado, para apoyar a las autoridades en lo que se necesite en cada municipio. 

Anuncios

México, 13 de mayo.- Aparece en pantalla sentado, luce un paliacate rojo al cuello, camisa de manga larga color guinda y un sombrero tejano. Dice ser Dionisio Loya Plancarte, conocido con el alias de “el Tío”, uno de los líderes de los autodenominados Caballeros Templarios. Tiene la barba canosa, la mirada cansada, y denota que es un hombre de edad avanzada pues frente a la cámara no oculta que tiene dificultades para leer el mensaje que le han colocado fuera de cuadro. El motivo de su mensaje, explica, es dirigirse a los habitantes de los municipios de Buena Vista, La Ruana, y Tepalcatepec, tres de las comunidades aledañas a Apatzingán, en la región de la Tierra Caliente de Michoacán, donde el conflicto social por la inseguridad y la disputa entre ésta organización y el llamado Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), han disparado todas las alertas este año en el gobierno de la entidad.

“Los últimos hechos ocurridos en los lugares que acabo de mencionar, me obliga a decirles a los ciudadanos que nosotros los Caballeros Templarios podemos ser responsables, mas no culpables”, dice Loya Plancarte. Y a renglón seguido, menciona a Hipólito Mora, líder de la policía comunitaria en estas poblaciones, a quien llama a sentarse a dialogar para establecer “un pacto de paz y civilidad” y así evitar la muerte de personas inocentes lo que genera se “incuben resentimientos”. E insiste en lo que en otro momento hace un par de semanas hizo Servando Gómez Martínez, otro de los líderes, apodado “la Tuta”, en un video que subieron a la red de Internet. Asegura que los “supuestos comunitarios” están patrocinados por el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)).

El video donde aparece Loya Plancarte fue subido la tarde del pasado sábado 11 de mayo al canal de YouTube en Internet, y  forma parte de la escalada de propaganda que en Michoacán ha desplegado la delincuencia organizada en los últimos meses. Ante la ausencia por motivos de salud del Gobernador electo Fausto Vallejo Figueroa, quien aún no cumplía un año en el poder, y que devino en la designación como mandatario interino del Secretario de Gobierno Jesús Reyna García, los problemas de gobernabilidad en esta región del estado se han incrementado. Los asesinatos a los que alude “el Tío”, se suscitaron la madruga del pasado 28 de abril cuando tres policías comunitarios fueron asesinados a tiros en Tepalcatepec y Buena Vista. Un par de semanas antes en esta comunidad ocho agricultores de limón fueron abatidos a tiros. En ambos casos, la autoridad señaló a los grupos de la delincuencia organizada que operan en la zona.

En el mensaje Loya Plancarte advierte que si después del diálogo, entre su organización y la policía comunitaria, no se llega a algún acuerdo que “beneficie a la sociedad”, entonces reta a Hipólito Mora “a un duelo a muerte” y con ello “dar por terminado con el conflicto”. De manera previa desde mediados de abril los Templarios advirtieron, por medio de papeletas impresa y mensajes en mantas en la vía pública, que atacarían a todos los vehículos de las empresas Bimbo, Pepsi, Barcel, TV Cable y otras compañías más, que ingresaran a estos municipios. Sin embargo, ante la ola de asesinatos la alerta se extendió a por lo menos otros tres. La prensa local reportó que las campañas de salud, como las vacunas para niños, se suspendieron en Tierra Caliente además de que las clases en las escuelas, se han visto suspendidas de manera frecuente en este último bimestre pues la actividad depende de que no haya violencia. Según el gobierno el problema está delimitado en esta región pero la alerta por las movilizaciones magisteriales, donde se han presentado actos de vandalismo, ha alcanzado a Morelia, la capital.

Precaución y preocupación

Es asunto de la autoridad civil, no es negligencia ni anarquía en seguridad, es una situación en la que se trabaja, declaró hace unos días a la prensa internacional, respecto a los problemas suscitados, el Secretario de Desarrollo Económico del estado, Ricardo Martínez Suárez.

La instrucción que se tiene por parte del General de división Jaime Godínez Ruíz, comandante de la doceava región militar —que abarca los estados de Querétaro, Guanajuato y Michoacán—es apoyar a la fuerza pública pero dentro de lo que marca la ley para los soldados. Fuentes de la 21 zona militar en Morelia, con jurisdicción en la zona centro del estado, señalan que la preocupación por la salud del Gobernador con licencia Fausto Vallejo, no era obstáculo para coordinarse con la autoridad de la entidad pues el secretario de gobierno ha sido el interlocutor desde hace tiempo.

Las fuentes aluden a la experiencia en el mando en otras partes del país del divisionario Godínez Ruiz. Nacido en Campeche hace 63 años, ingresó al ejército en 1967 y se graduó como subteniente en 1970. Su paso como oficial en el octavo de infantería, durante casi un lustro, le marcó en sus inicios pues de ahí pasó a la Escuela Superior de Guerra donde se graduó como Diplomado de Estado Mayor en 1978. Poco después fue enviado a Sinaloa, donde participó en la “Fuerza de Tarea Cóndor” contra el narcotráfico, en la zona serrana. De su hoja de servicios militares resalta que estuvo también en el grupo de comando del 61 de infantería y poco después en la ayudantía de la subsecretaría de la Defensa entre los años 1979 a 1984. Después dos años y siete meses en la sección tercera, operaciones, del estado mayor de la Defensa entre 1986 a 1988. En la época del levantamiento armado en Chiapas, llegó a Tapachula al cuartel de la 36 zona militar donde fue jefe de estado mayor entre 1994 a 1996. Más tarde fue nombrado jefe de estado mayor de la “Fuerza de Tarea Sur”, para posteriormente de 1997 a 1998, regresar a la sección tercera, operaciones, del estado mayor de la Defensa. Su roce internacional se dio como agregado militar de la Embajada de México en Chile entre los años 2001 a 2002. Años más tarde ya como comandante de la región que incluye al estado de Michoacán, se dice que se ha sabido rodear de los oficiales que mejor conocen el terreno.

Uno de ellos es actual comandante de la 21 zona militar en Morelia, el General de brigada Uribe Toledo Sibaja, nacido en el poblado de Niltepec en el municipio de Juchitán, Oaxaca, hace 59 años. Es de la camada que ingresó al ejército en 1969 y se graduó como subteniente de caballería en 1973 en el Colegio Militar. Su experiencia comenzó en el 15 regimiento de caballería donde estuvo hasta 1977 cuando fue comisionado al Estado Mayor Presidencial, ahí permaneció tres años y en  1980 ingresó a la Escuela Superior de Guerra donde graduó como Diplomado de Estado Mayor en 1983.

De su expediente resalta que lo mismo ha tenido experiencia en el mando de tropas, fue comandante del 16 regimiento de caballería de 1994 a 1996, que en labores de estado mayor en diferentes puntos del país como  la sexta zona militar, en Saltillo, Coahuila; la 16 zona militar de Querétaro de 1990 a 1994 donde fue subjefe de estado mayor; en Tepic, Nayarit y Mexicali, Baja California, entre los años 1996 a 1998, donde ocupó la jefatura también del estado mayor de la 13 zona y segunda zona militares respectivamente. De su experiencia contra el narco resalta que fue subjefe de la Fuerza de Tarea Marte XVIII, en Badiraguato, Sinaloa, en el año de 1992. Estuvo entre los años 2000 a 2002 en la Embajada de México en La Habana, Cuba, como agregado militar. Sus allegados comentan que es cauto y sabe cómo operar en terreno. Uno de ellos señala que de su experiencia como comandante en la guarnición militar de Comitán, Chiapas, del año 2002 al 2003, tomó la reserva para actuar con cautela ante situaciones como las que vive la zona centro de Michoacán donde le toca operar.

El divisionario Godínez Ruiz tiene otro de sus apoyos en Michoacán al comandante de la 43 zona militar, con cuartel en Apatzingán y jurisdicción en la Tierra Caliente, el General de brigada Miguel Ángel Patiño Canchola.  Quienes conocen a este oficial de infantería, graduado en 1974 del Colegio Militar, refieren que es uno de los militares mejor preparados que existen hoy día en el ejército. No sólo por ser un especialistas en operaciones conjuntas, especialidad que cursó en Fort Benning, Georgia, sino porque después de dos años, entre 1995 a 1997 en que estuvo como agregado militar en la Embajada de México en Washington, regresó para sumarse a la “Fuerza de Tarea Arcoíris”, como se llamó a la estrategia militar en la zona de los altos de Chiapas durante el conflicto con el EZLN. Ahí estuvo comisionado en el agrupamiento “Mundo” y meses después en el agrupamiento “Ballesteros” en Guadalupe, Tepeyac. Previamente, entre 1989 a 1991, estuvo en la sección segunda, inteligencia, del Estado Mayor de la Defensa. De su hoja de servicios resalta que lo mismo ha sido profesor de lengua y literatura en el Colegio Militar, que instructor de táctica de infantería en la Escuela Superior de Guerra.

Con los Generales Toledo y Canchola, al frente de las zonas 21 y 43 respectivamente, el divisionario Godínez Ruíz mantiene comunicación constante. Sabe que Michoacán atraviesa por una de las etapas más álgidas y también que el problema viene de mucho tiempo atrás. Habrá que esperar, aseguran sus allegados, a que el gobierno del estado termine por afianzarse en sus políticas que llevan a cabo pues saben que cuentan con el apoyo del mando militar.

Juan Veledíaz

Estado Mayor

Anuncios

  1 para “Michoacán en el abismo

Deja un comentario