La otra batalla por Zacatecas

Antelmo Rojas Yañez. Foto: EspecialChoques armados de manera continua. La disputa por el corredor que une Zacatecas con Jalisco entre los Zetas, el cártel del Golfo y el cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), se ha cobrado la vida de centenares de jóvenes en el último año. En diciembre hubo relevo en la comandancia de la 11 zona militar, el panorama que recibió el general Antelmo Rojas Yáñez no luce nada halagador.

Anuncios

México, 4 de febrero.- Durante el último fin de semana de enero, la alerta se mantuvo en rojo entre las tropas del 97 batallón de infantería desplegadas en el municipio de Fresnillo, Zacatecas. La tarde del sábado 26, un convoy de soldados realizaba una inspección en las inmediaciones de una comunidad conocida como La Plenitud, un sitió del que habían recibido reportes sobre hombres armados que rondaban por el poblado. El reporte oficial registró que los soldados fueron “blanco de una agresión armada” en los momentos en que patrullaban el lugar por parte de un grupo de individuos que utilizaron fusiles de asalto automáticos. Hubo intercambio de fuego que se prolongo por varios minutos en los que un soldado resultó herido mientras tres presuntos pistoleros perdieron la vida. El informe concluía que fueron aseguradas tres camionetas de modelo reciente, armas largas, municiones y equipo de comunicación.

No habían transcurrido 24 horas de este choque cuando en la comandancia de la 11 zona militar, con cuartel general en la ciudad de Zacatecas, se recibieron reportes de que un par de pelotones de soldados habían participado en un enfrentamiento con hombres armados que desembocaron en decomisos de droga en comunidades de los poblados de Loreto y Valparaíso. El primer suceso ocurrió en San Mateo del Saucito, cercano a Valparaíso, donde se registró un enfrentamiento que se saldo con dos presuntos miembros de la delincuencia organizada abatidos. La versión castrense dada a conocer horas después, señalaba que se incautaron tres fusiles automáticos, una arma corta, 45 cargadores, mil 423 cartuchos, alrededor de dos kilos y medio de marihuana y cinco vehículos.

Horas más tarde en la colonia Castorona del poblado de Loreto, las tropas dieron con una bodega donde decomisaron 13 paquetes de marihuana, con peso aproximado de 10 kilos cada uno, listos para su embarque en una camioneta que se encontró ahí abandonada. Hacia el lunes 28 a las afueras de Fresnillo, se suscitó otro enfrentamiento entre soldados y varios hombres armados que se saldó con la muerte de tres pistoleros y la captura de tres más. El reporte que envió a los medios de comunicación la comandancia de la 11 zona militar, señaló que se decomisaron 20 kilos de marihuana, siete armas con poco más de dos mil cartuchos y 94 cargadores para fusiles automáticos.

Desde Fort Benning

En Zacatecas se ha desatado una carnicería entre pistoleros del cartel del Golfo contra integrantes de los Zetas que tienen a varios municipios de la entidad sumidos en la zozobra, dice una fuente militar que estuvo comisionado en esa entidad hasta diciembre pasado. Este oficial, que solicitó no ser citado por nombre ni rango, recuerda que mientras estuvo al mando de la zona militar el general de brigada Bernardo Pineda Solís, los enfrentamientos en rutas que comunican a municipios como Fresnillo, Jerez y otros del sur de la entidad, en su colindancia con Jalisco, se multiplicaron al desatarse una pelea entre estas organizaciones por el control de comunidades y caminos. El problema central, añade, es que la mayoría de las policías abiertamente estaban coludidas con las bandas de la delincuencia organizada y servían a intereses ajenos a la ciudadanía.

El pasado 16 de diciembre Pineda Solís entregó el mando de la 11 zona militar al general Antelmo Rojas Yáñez, un oficial de infantería oriundo de San Luis Potosí, quien estuvo en la camada que en 1971 ingresó al Colegio Militar. Formó parte de la antigüedad que en 1975 se graduó como subteniente, y de inmediato fue enviado a terreno al batallón 39. Su hoja de servicios da cuenta que es uno de esos militares que ha estado con mando de tropas en varias unidades y estados del país. De su primera adscripción un año y 10 meses después pasó al segundo de infantería donde permaneció durante dos años y medio en el inicio de su carrera. Con posterioridad fue designado oficial en el grupo blindado de información y seguridad de la brigada de policía militar. En estos años postuló para presentar los  exámenes e ingresar a la Escuela Superior de Guerra, donde estuvo entre 1982 a 1985, año en que se graduó como diplomado de estado mayor.

Rojas Yáñez es de ese tipo de militares cuya discreción no lo hace ser indiferente a lo que ocurre en su entorno, dicen algunos de sus subalternos que lo conocen de tiempo atrás. De su currículum destaca que a principios de los años noventa, después de haber estado comisionado en la planta de la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, fue enviado a Fort Benning, Georgia, a la sede de la Escuela de las Américas, donde hizo el curso de Administración del Adiestramiento para oficiales del ejército. A su regreso estuvo en varias comisiones, pero no fue sino hasta 1996 cuando fue nombrado subjefe de estado mayor del primer Cuerpo del Ejército, cuando el mando recaía en el general de división Antonio López Portillo Leal.

En agosto de 1997, Rojas Yáñez fue designado jefe de estado mayor del Cuerpo de Fuerzas Especiales del campo militar número uno. Al paso de los años y tras varias encomiendas —la última de ellas antes de  Zacatecas a cargo del estado mayor de la 41 zona militar en Puerto Vallarta, Jalisco—, el general tuvo distintas  experiencias donde el factor del narcotráfico se dibujó por la geografía del país donde la violencia desbordó a las autoridades, y como ejemplo estaba su misión que el alto mando le encomendó desde diciembre en Zacatecas.

Sangría juvenil

En su primer mes al frente de la onceava zona militar, el general Rojas Yáñez reportó que durante siete enfrentamientos con individuos presuntamente ligados a la delincuencia organizada, registrados durante enero del 2013, el saldo fue 22 pistoleros muertos, cuatro detenidos y dos militares heridos. Los choques se registraron principalmente en los municipios que colindan con Jalisco.

El reporte lo dieron a conocer a los medios de comunicación los mandos militares encabezados por el general de división Daniel Velasco Ramírez, comandante de  la quinta región militar que abarca los estados de Jalisco, Nayarit, Colima, Aguascalientes y Zacatecas. En la conferencia el ex comandante militar en la novena región en Guerrero, y quien asumió el mando en el occidente del país a principios de enero, señaló que en estas entidades a su cargo sumaron 53 los individuos detenidos durante acciones del ejército. Además se incautaron ocho lanzagranadas, 790 cargadores para distinto tipo de armas, 20 granadas, 82 vehículos entre otros implementos. También en este lapso se localizaron tres laboratorios para procesar droga sintética, y se detectaron dos tomas clandestinas a ductos de Pemex.

Cuando a mediados de diciembre el general Rojas Yáñez llegó a Zacatecas uno de los primeros reportes que tuvo en su escritorio fue un informe de las autoridades civiles del estado, donde se registraba que durante el año 2012 de los cerca de 80 homicidios relacionados con la delincuencia organizada, solo en el municipio de Fresnillo, alrededor del 70 por ciento, es decir en 49 casos, quienes perdieron la vida era jóvenes con un rango de edad comprendido entre los 16 a 25 años.

El informe lo dio a conocer días después el subprocurador en este municipio Juan Manuel Loera López, quien resaltó que los dos eventos más aparatosos se registraron en febrero y agosto pasados. En el primer caso se trató de un enfrentamiento el día 27 donde murieron 11 pistoleros cuyo rango de edad no era superior a los 23 años. En el segundo se trató del hallazgo de 12 osamentas dentro de una camioneta abandonada cerca de la comunidad de los Membrillos, de los peritajes a los cuerpos se desprendió que las edades oscilaban entre los 20 a 25 años. Estas cifras  no incluyeron los casos registrados en los municipios del norte del estado donde la contabilidad fue un poco menor.

Ante este panorama uno de los puntos que los mandos militares han señalado es la falta de oportunidades que la mayoría de los muchachos tienen en estos municipios, la mayoría localizados en zonas desérticas, quienes se enrolan en la delincuencia la mayoría de las veces por necesidad y otras por aventura. Tanto en Zacatecas como en otras partes del país, los jóvenes se  convierten en carne de cañón de los mandos medios de los grupos de la delincuencia organizada. El oficial del ejército que le tocó vivir este tipo de fenómeno hasta diciembre pasado, recuerda que en el municipio de Tabasco, en la zona que va de Zacatecas a Jalisco, las calles lucían sin gente, sin varones y con pocas mujeres, solo había niños que jugaban en la tierra, con el eco de los motores de camionetas a lo lejos. Eran imágenes que se repetían en otros municipios de la entidad.

Juan Veledíaz

Estado Mayor

Anuncios

  5 en “La otra batalla por Zacatecas

  1. Avatar
    nelly estrada
    04 de febrero del 2013 en 17:01

    Felicidades!! Son ustedes un ejemplo de velentía y de valores. Que a veces se opacan con actitudes negativas de compañeros. Pero no por eso dejan de ser la defensa de la nacion. Hombres honestos, disciplinados, padres de familia, hijos, esposos, hermanos. Sigan así no claudiquen. Y aquellos que traicionan. Tarde o temprano la patria les reclama. Es digno de admiracion.

Deja un comentario