El nuevo entramado de la seguridad en México

México, 12 de diciembre.- Con la entrada en funciones del nuevo gobierno regresan ciertas dudas sobre el futuro del país. La más recalcitrante, en tiempos actuales y según varias encuestas realizadas por varios medios de comunicación es: ¿qué pasará con la estrategia de seguridad?.

Anuncios

Si bien en el discurso oficial todo parece indicar que habrá un cambio de rumbo en cuanto a la aplicación de los planes encaminados a combatir el crimen, en los hechos esto parece todavía muy lejano si se considera lo mucho que falta por hacer en materia de anticorrupción, defensa de los derechos humanos, depuración de los cuerpos del orden y procuración de justicia en México.

Debido a lo anterior, a lo largo de los próximos seis años, la lupa pública se centrará en los personajes encargados de garantizar la seguridad pública e interior de la nación y bien vale tenerlos plenamente identificados desde este momento.

Miguel Ángel Osorio Chong

Con las reformas propuestas a la Ley Orgánica de la Administración Pública, en la cuales la Secretaría de Gobernación vuelve a tener el control de la Secretaría de Seguridad Pública y de su brazo de orden, la Policía Federal, Osorio Chong será quien tendrá, en muchos aspectos, la última palabra en cuanto a la aprobación de las estrategias para combatir al crimen.

Además, con las facultades previamente dichas, el ex gobernador del estado de Hidalgo se convierte en un hombre clave en lo referente a la coordinación entre las agencias encargadas de velar por nuestra seguridad.

General Salvador Cienfuegos

Visto por mucho como uno de los militares más tradicionalistas en activo, el nuevo Secretario de la Defensa Nacional tendrá en sus manos dos complicadas misiones: en primer lugar, mantener la confianza de las Fuerzas Armadas, minada por el creciente número de denuncias en contra de soldados por violar los derechos humanos y por lo casos de los militares presuntamente involucrados con el “narco”. En segundo lugar, debe diseñar una estrategia de seguridad nacional, la cual le de privilegio a la inteligencia sobre el enfrentamientos directo, para que paulatinamente el ejército pueda no solo dar golpes certeros y definitivos alos grandes capos sino también ir disminuyendo el número de soldados patrullando las calles.

Almirante Vidal Soberón

En teoría es el funcionario con “menos” complicaciones si consideramos la gran aceptación por parte de la ciudadanía a las acciones de la Marina Armada de México, además cabe señalar que dentro de las instituciones encargadas de la seguridad del país, la Marina fue la menos involucrada en temas de escándalo y/o corrupción al interior de sus filas, aunque no se escapó de las denuncias hechas ante la CNDH por violación de los derechos humanos.

Tal vez, la mayor dificultad a enfrentar por parte del nuevo titular de la Semar será administrar el reducido presupuesto asignado a su dependencia, en comparación al resto del aparato de gobierno, para seguir garantizando la seguridad interior del país.

Manuel Mondragón y Kalb

Conocido por todos los habitantes de la Ciudad de México por poner en marcha una política de no represión, la cual le representó altos niveles de popularidad, la profesionalización de los policías del Distrito Federal y hacer de la demaración una de las más seguras a nivel nacional, Mondragón y Kalb con su nuevo encargo como titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal se enfrenta a un reto sin igual: la depuración de los cuerpos policiacos en los tres órdenes de gobierno.

Si bien se hicieron avances importantes en la administración anterior, sobretodo con la aplicación de los exámenes de Control de Confianza, también es cierto que al interior de las fuerzas del orden todavía se cuenta con un gran número de elementos de “dudosa” capacidad y que la coordinación entre el orden municipal-estatal-federal está por los suelos.

Por otro lado, Mondragón y Kalb tendrá la misión de limpiar la reputación de la Policía Federal, la cual se vio involucrada en casos tan poco claros como el de Tres Marías, los cual ciertamente han puesto en duda la honorabilidad y limpieza de la institución.

Jesús Murillo Karam

Como hombre de leyes, el nuevo Procurador General de la República tendrá la complicada tarea de llenar el vacío jurídico en le cual se encuentra la procuración de justicia mexicana.

La mala conformación de los expedientes de investigación, la extrema confianza en las declaraciones de los testigos protegidos y la figura del arraigo como método de “contención” mientras se reúnen pruebas, serán temas que tendrá que abordar con premura Murillo Karam.

Sin lugar a dudas y como lo ha dejado ver el ex gobernador del estado de Hidalgo en algunas de sus declaraciones, la PGR tiene que centrar sus esfuerzos en la investigación por encima de  los elementos señalados con anterioridad. Solo así se puede asegurar el debido proceso, la adecuada impartición de justicia y que el movimiento de la maquinaria ministerial no termine en un horrible y sonoro “usted perdone”.

Angel Silva Juárez

Estado Mayor

Anuncios

  1 para “El nuevo entramado de la seguridad en México

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *