Utilizó AMLO a la inteligencia naval para apuntalar proyecto del Tren Maya

La Unidad de Inteligencia Naval (UIN) de la Marina-Armada de México, diseñada para apoyar con información privilegiada al gobierno federal para sustentar la toma de decisiones en temas que fortalezcan la seguridad, la defensa y el desarrollo del país, jugó un papel fundamental en el desarrollo del proyecto del Tren Maya.

Anuncios

Con los datos aportados por la UIN entre diciembre de 2018 y julio de 2019, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) consolidó el proyecto apoyado en datos sensibles para definir, entre otros aspectos centrales, el trazado de las vías que habrá de seguir el tren, el cual se espera sea la obra magna del sexenio obradorista.

Por instrucciones del mandatario y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de México, la Marina empleó sus capacidades de investigación, análisis y proyección tecnológica para elaborar una base de datos conformada por al menos 678 imágenes satelitales “de muy alta solución” que fueron entregadas a la instancia coordinadora del proyecto.

El trabajo de la Unidad de Inteligencia Naval se concentró en dos objetivos centrales: definir el trazado de una brecha de 15 kilómetros de lo que será parte de la vía férrea del tren (que recorrerá los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo) a partir de las 678 imágenes satelitales de muy alta definición.

Además, se conformó otra base de datos con un banco de 55 imágenes satelitales -también de muy alta resolución- para cubrir un espectro de 10 mil 679 kilómetros cuadrados de extensión correspondientes “al 90 por ciento del área de estudio”, según se indica en el Primer Informe de Labores del secretario de Marina, almirante José Raúl Ojeda Durán.

El informe añade que la labor de inteligencia naval sirvió para dar apoyo “al megaproyecto del Tren Maya, con lo que cubrió el 2.58% del territorio nacional, correspondiente a 50,436.2 kilómetros cuadrados”.

La UIN, detalla el texto, ha sido utilizada para combatir a grupos de la delincuencia organizada dedicados al robo de combustibles mediante tomas clandestinas; se le ha empleado en la lucha contra bandas delictivas y cárteles de la droga en los estados de Baja California Sur, Chiapas, en la Ciudad de México (operativos en Tláhuac y Xochimilco), Colima, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Puebla, tabasco, Tamaulipas y Veracruz.

En Sinaloa, se añade, su actuación derivó en inhabilitación de al menos 26 laboratorios clandestinos de droga sintética. En cifras sobre sus Operaciones Contra el Narcotráfico (OCN), la Marina detalla que se proporcionó información “para apoyar el desarrollo de operaciones marítimas en el Mar Territorial y Zona Económica Exclusiva, cuyo resultado fue el aseguramiento de 32 embarcaciones, 101 personas, 3,127 kilogramos de cocaína, 20,642 kilogramos de marihuana, 164 kilogramos de metanfetaminas, 2,137 kilogramos de cristal, ocho kilogramos de heroína, 12.9 kilogramos de fentanilo y 866,754 litros de combustible”.

El informe de labores del almirante Ojeda Durán es puntual en el tema de la Unidad de Inteligencia Naval y su relevancia reciente en las operaciones de combate a la delincuencia. Sus antecesores en el alto mando naval también han dedicado bastante espacio en informes, resúmenes, documentos de trabajo y análisis sobre el desarrollo de la inteligencia naval y sus aportaciones.

Uno de los aspectos destacados en el informe es el del funcionamiento de los Centros Regionales de Inteligencia Naval (CEREGINAS), con los que se fortalecen las operaciones que realizan los mandos navales en los estados costeros del territorio nacional, se indica en el texto.

Los CEREGINA desarrollan sus propios productos, pero también coordinan parte de su trabajo con los cinco Centros Regionales de Fusión de Inteligencia (CERFIS) que a su vez trabajan coordinadamente con el Centro nacional de Fusión de Inteligencia (CNFI) para neutralizar riesgos y amenazas a la seguridad nacional, se indica en el documento.

Entre esos riesgos y amenazas figuraron, en materia de Seguridad Pública, datos e información geoespacial para la identificación de pistas clandestinas, ranchos, campamentos de entrenamiento de la delincuencia organizada y tomas clandestinas de combustible.

Para mantener e incrementar los niveles de respuesta, operación y efectividad, la Marina capacitó a 876 elementos en Inteligencia Naval, en cursos impartidos en su Centro de Estudios Superiores Navales (CESNAV). Al mismo tiempo envió al extranjero a 28 oficiales a capacitarse en materia de inteligencia a Alemania, Colombia, Estados Unidos y Guatemala.

JOrge Medellín @JorgeMedellin95 EstadoMayor.Mx

Anuncios

  1 para “Utilizó AMLO a la inteligencia naval para apuntalar proyecto del Tren Maya

  1. Avatar
    Luis Campos Campos
    05 de septiembre del 2019 en 21:48

    Muy bien por el grupo de Inteligencia Naval y por la Institución de la Secretaría de Marina, un Cuerpo unido, educado, creativo, honesto y progresista. Pero el asunto no es la parte Técnica bien hecha, sino la parte económica que junto con el daño ecológico no es justificable ni rentable y menos si se trata de un país en austeridad Franciscana que decidió cancelar el NAIM por caro y oponerse a que se construyera una obra de imagen Internacional que haría recordar a su corrupto antecesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *