La insatisfacción de López Obrador con los diputados

Vaya golpe que se llevó Mario Delgado. Pocas veces se ha visto una expresión tan rotunda de desagrado con el Poder Legislativo, como la que tuvo el presidente López Obrador. Con el agregado de su publicitación.

Anuncios

¿Qué dejo tan insatisfecho al primer mandatario sobre la ley de la Guardia Nacional que, aparentemente, había sido un triunfo de Delgado al obtener los votos del PRI?

El tabasqueño dijo que un artículo “transitorio”. Sin embargo, ante la nulidad de conocimiento de los reporteros que acudieron a la conferencia matutina donde dijo estas expresiones, queda en duda a cuál de los dos “transitorios” que fueron eliminados se refería, pidiendo además a los senadores que enmendaran esto.

Un transitorio, que fue eliminado, se refería a la participación de las Fuerzas Armadas, no dentro de la Guardia Nacional, en tareas de seguridad pública durante un tiempo. Otro, obviamente el más conocido, aseveraba que habría un mando militar durante cinco años.

Como en su intervención López Obrador también se refirió a la Policía Federal, y dijo que el resultado de la ley que se aprobó en la Cámara de Diputados era simplemente cambiarle de nombre a esta policía, queda la duda si también se refería al tema del mando civil.

Lo cierto es que, de inmediato, Ricardo Monreal dio respuesta a estas manifestaciones presidenciales. Y volvió a abrir las posibilidades, ya que aceptó que el primer mandatario se refería a la derogación del Cuarto Transitorio que habla, exacto, de la participación de las Fuerzas Armadas en temas de seguridad pública. Fuera de la Guardia Nacional.

Aunque, también, aceptó que van a revisar todo el documento. En especial lo del adiestramiento y capacitación de los elementos de la Guardia Nacional. Y una vez hecho esto se tendrá que devolver a la Cámara de Diputados… a ver qué hace con esto Mario Delgado. A ver hasta dónde le alcanzan sus “alianzas”, a ver qué tiene en la mesa para nuevas negociaciones, hacía dentro de Morena y con otros partidos.

Monreal, a pregunta expresa de si revisarían el “hibrido” del mando, aceptó que habrán de hacerlo con todo el documento. O sea que puede caerse lo del mando civil en cualquier momento, con toda la parte administrativa.

¿Qué sucedió? ¿Dónde se rompió la comunicación entre un Congreso de mayoría de Morena, entre Mario Delgado y el primer mandatario? ¿Por qué leyeron mal las señales del tabasqueño, que, además suele ser muy directo?

De entrada llevar a académicos y directivos de organizaciones civiles a la Cámara de Diputados, sesión a la que no asistió Delgado por cierto, fue un grave error.

Porque no se incorporaron sus planteamientos, porque estaban, y se sabía totalmente en contra de la estructura militar de la Guardia Nacional. Y, obvio, hoy expresan su malestar.

Isabel Arvide/@isabelarvide/Estadomayor.mx

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *