Se decide Marina por dos helicópteros NH90 para reforzar su flota

México, 20 de diciembre.- En los próximos meses la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) buscará concretar la que será la compra de material aeronaval y armamento más importante en el inicio del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Anuncios

Con una inversión total de 6 mil 070 millones, 137 mil 779 pesos a cubrir en su totalidad hasta el 2022, la Marina adquirirá dos helicópteros avanzados NH90 NFH de la firma europea Airbus Helicopters con los que reforzará las operaciones de vigilancia, interdicción y ayuda en casos de desastres naturales.

No solo eso; la compra de ambas naves constituirá también un salto cualitativo en cuanto al poder naval ya que uno de los aparatos estará habilitado para usar torpedos antisubmarinos y para disparar misiles teledirigidos sobre blancos designados desde un buque: la fragata ARM Reformador 101, abanderada el pasado 23 de noviembre en Salina Cruz, Oaxaca.

La nave es la primera Patrulla Oceánica de Largo Alcance (POLA) construida en astilleros de Marina en un acuerdo de cooperación y transferencia tecnológica entre la Semar y la naviera holandesa Damen Shipyards.

La ARM Reformador 101 es una fragata avanzada de la clase Sigma 10514, construida en dos etapas en las que la realizó el armado de cuatro de los módulos de los que consta el buque. Los restantes (el puente de mando y el módulo de control del sistema de armas) se hicieron en los astilleros de Damen.

La fragata tuvo un costo superior a los 10 mil 500 millones de pesos y es la más avanzada en su clase entre las marinas latinoamericanas y será artillada con seis (6) misiles Harpoon Block II RGM-84L, veintitrés (23) misiles tácticos tipo Rolling Airframe Block (RAM) y seis (6) torpedos ligeros MK 54 Mod 0.

El paquete de armas para la fragata consta además de ocho (8) contenedores de envío y almacenamiento de paquetes triples de misiles MK 825 Mod 0 con cartuchos de memoria RAM modificados (GMRP); un Bloque de misiles guiados RAM Block 2 MK 44 Mod 4 (GMRP); dos (2) lanzadores de triple tubo MK 32, así como un sistema de tubos para torpedos de superficie (SVTT).

El material bélico se completa con doscientas cincuenta (250) balas AA98, calibre 25 mm, de alto explosivo y semi-blindaje; un paquete inicial de 750 rondas A976 25 mm, para práctica y municiones trazadoras, así como cuatrocientos ochenta (480) cartuchos de munición de espoleta programable de alto explosivo BA22 57 mm; novecientos sesenta (960) rondas de munición de práctica BA23 de 57mm; contenedores; repuestos y equipo de soporte y prueba; publicaciones y documentación técnica; entrenamiento de personal y equipo de entrenamiento para el manejo de todo el paquete de artillería naval.

La ARM Reformador 101 está equipada con sistemas de radares, ubicación y seguimiento de blancos, contrainteligencia y encriptación de datos vendidos por las empresas Thales, Indra y Raytheon.

Lo único que le hacía falta al buque era un helicóptero embarcado con grandes prestaciones y servicios para complementar el despliegue y las operaciones de la nave más allá de las 200 millas mar territorial, si fuera necesario.

La primera opción del alto mando que encabezaba el almirante Vidal Soberón Sanz eran los MH-60R Seahawk. A principios de este año se conoció en los Estados Unidos la solicitud el gobierno mexicano para adquirir una flotilla de ocho helicópteros Seahawk, en un paquete que incluía refacciones y servicios para una vida útil de 20 años por un monto de 1,200 millones de dólares.

Sin embargo, el presidente López Obrador dijo semanas antes de las elecciones que si llegaba al poder cancelaría la compra del lote de helicópteros. La segunda opción se encontraba entonces en Europa y era la de equipar a la POLA con un helicóptero tanto o mas avanzado que el Seahawk. Los mandos navales cotizaron con la empresa Air Bus Helicopters por uno de sus NH90 NFH diseñados para operar en fragatas.

Al final y ante los señalamientos del nuevo gobierno en torno a las medidas de austeridad que marcarán su comportamiento financiero, el nuevo secretario de la Marina, el almirante Rafael Ojeda Durán, se decidió por la compra de dos NH90 NFH, de los cuales uno operará desde la ARM Reformador 101 teniendo como base de operaciones la Base Naval de La Paz, en Baja California Sur, mientras que el otro Sea Lion operará desde las instalaciones de la Fuerza Naval del Golfo, en Veracruz.

Esta será compra mas importante del inicio del sexenio de AMLO en materia naval, ya que significará una inversión de 6 mil 070 millones, 137 mil 779 pesos, de los cuales ya se cubrieron 1, 020 millones, 191 mil 223 pesos en este 2018.

De acuerdo con el calendario de pagos de la Marina contenido en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEDF) para el 2019, el próximo año se pagarán 1, 530 millones, 286 mil 835 pesos mientras que en 2020 se cubrirán 2 mil 014 millones, 877mil 667 pesos y en 2021 se erogarán 510 millones 095 mil 612 pesos.

El PEF de Marina señala que en 2022 se pagará una última partida de 994 millones 686 mil 442 millones de pesos para cubrir el total de la deuda.

 

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estadomayor.mx

Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *