Cuarteleras



México, 5 de febrero.- En los tiempos en que la Ley de Seguridad Interior (LSI) se debate ya en la última instancia que habrá de valorarla y declararla constitucional o no, los diputados federales que la impulsaron y aprobaron de manera irresponsable, ahora tratan de apuntalarla como encuesta desde el disfraz de la investigación estadística.

Anuncios

Para lograrlo se sirvieron de los trabajadores del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados (CESOP), quienes entre noviembre y diciembre de 2017 entrevistaron a 1,200 personas para determinar que a nivel nacional el 80 por ciento de los ciudadanos aseguran que es mejor tener a militares y marinos en las calles peleando contra la delincuencia organizada.

La encuesta ha sido difundida de nuevo en el contexto del trabajo que hacen los ministros de la SCJN y queda como anillo al dedo en los momentos en que la corte ha desechado varios instrumentos jurídicos interpuestos por comisiones estatales de derechos humanos y por partidos políticos para tratar de frenar la LSI.

Los descubrimientos de la encuesta del CESOP son los siguientes:

       El 80 por ciento de los mexicanos se dijo a favor de que las Fuerzas Armadas sigan encabezando la lucha contra el crimen organizado

       El 52 por ciento de los encuestados se manifestó a favor de la existencia de los grupos de autodefensa

       El 51 por ciento de la gente entrevistada está en contra de la portación legal de armas de fuego

       Ocho de cada 10 encuestados dijo que en el país hay mucha delincuencia

       En una escala del uno al diez, es la Marina la institución que con 7.6 por ciento, según la medición del CESOP, sigue teniendo los mayores niveles de confianza de la ciudadanía, seguida por el Ejército, en tanto la Policía Federal sigue de capa caída, con un 5.3 de confianza y aceptación ciudadana

       Abajo están las policías municipales, con un 4.2 por ciento de confianza

       Los Ministerios Públicos y los Jueces se quedan con un raquítico y revelador 4.3 por ciento de confianza y aceptación ciudadana

 Así, mientras la corte revisa con detalle extremo la LSI y las impugnaciones presentadas en su contra, los altos mandos militar y naval siguen presionando a quien haya que presionar para legitimar desde todas las trincheras posibles una ley a modo.



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *