Pleito a golpes en el XLIII aniversario de Quintana Roo



México, 9 de octubre.- Cuestionado por periodistas, el gobernador Carlos Joaquín expresó su deseo de que los golpes entre Ricalde y Félix González “no pasen a mayor”.

Anuncios

¿Cómo podría pasar a mayor un agarrón público tan violento? Supongo que como en el antiguo oeste, sacando las pistolas en un duelo. Que tendría que darse entre todos los políticos del Estado. Es decir, entre los que ganaron y quienes se columpian entre insultos, cárcel y persecución.

Los malos de la película que están, definitivo, encabezados por el senador priísta González Canto.

La escenografía era el XLIII aniversario de la fundación del Estado, que antes era territorio. Primer evento político en que aparecía Félix González. Por obvia invitación del gobernador que, como marca el protocolo, lo sentó en la mesa de honor.

Frente a esto, que podría interpretarse como un gesto de amistad, un intento de tender un pequeño puente de entendimiento mientras se espera que Roberto Borge sea extraditado, el exalcalde de Benito Juárez, de Cancún para que se entienda, Julián Ricalde subió a Twitter la fotografía del saludo entre ambos.

Supongo que estaba, como todos los que ahora disfrutan del poder, indignado porque Félix estuviese presente. Y como no podía tirarle los platos donde se serviría el desayuno, optó por insultarlo con la letra de una canción de Juan Manuel Serrat que decía que los buenos saludan a los “villanos” y a los “gusanos”.

Mensaje que de inmediato se hizo viral. Y que oportunamente le mostraron, al final del evento, al exgobernador.

Para asombro de los presentes, Félix se acercó a Ricalde y al tiempo que le gritaba “conmigo no te metas pendejo”, le dio una cachetada. Éste reaccionó de inmediato y le propinó dos golpes, parece que bien dados. Félix tomó una silla pero era de plástico y ante un tercer golpe… una mujer intervino y se lo llevó.

En Quintana Roo no se habla de otra cosa.

El evento oficial, después del desayuno, fue en el Congreso, como todos los años, y ahí Carlos Joaquín leyó un discurso donde hizo hincapié en su disposición al diálogo, a la reconciliación…

Imposible una reconciliación de cara al proceso electoral de 2018. Donde surgen infinidad de preguntas. Que serán comunes a otras entidades donde el gobernador tenga origen priísta pero haya llegado al poder por otros partidos.

De hecho no se sabe si Carlos Joaquín es panista o perredista, imposible pertenecer a ambos partidos políticos.

¿Quiénes serán los “candidatos oficiales” a los cargos de elección popular estatales y federales? ¿Dónde estarán las “simpatías” del gobernador?

A un año de distancia del triunfo de Carlos Joaquín, en que influyó el gran rechazo al gobernador Roberto Borge, que se identifica con Félix González, el PRI en manos de Raymundo King, beneficiario de los excesos de Borge, no ha sabido ser oposición. Por el contrario, este liderazgo tan emblemático de la corrupción, ha perdido su organización interna.

Hoy, pese a la polarización política vigente, hay menos priístas que antes de la elección pasada. Lo que existe es una permanente confrontación entre los políticos, también los ciudadanos, identificados con gobiernos anteriores y quienes hoy están en el poder.

Por su parte, en el Congreso, diputados plurinominales que llegaron al poder por ir en la misma boleta que el gobernador, como el actual líder Eduardo Martínez Arcila, se confrontan con miembros del gobierno de cara a la próxima decisión de candidatos.

Así los golpes entre Julián Ricalde, que renunció al PRD después de ser presidente municipal, y Félix González Canto, son los primeros en público, de romperse la jeta, pero los golpes bajo la mesa abundan.

Y falta saber qué pasará con Margarita Zavala… cuánto apoyo recibirá o dejará de recibir de una entidad con un panismo que se identifica mucho más con ella que con Anaya.

¿Sabría Félix que el texto que subió a Twitter Julián Ricalde pertenece a una de las canciones más conocidas de Juan Manuel Serrat llamada “La Fiesta”, donde se hace mención a una ocasión donde se reúnen todos, los buenos y los peores?

En realidad, debió haberle respondido por el mismo medio con sentido del humor. A no ser que quisiera, con toda intencionalidad, romperle la cara… a cualquiera que represente el poder que perdieron. Pero, también para esto, habría que haberle entrado, antes, a entrenar en un gimnasio…

 

Isabel Arvide

@isabelarvide

Estadomayor.mx



Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *