Artilla la FAM a sus tejanos

México, 8 de septiembre.- La Fuerza Aérea Mexicana (FAM) comenzó a artillar sus aviones turbohélice T-6C Texan, dotándolos con dos contenedores en los que van montadas ametralladoras de alto poder, con una cadencia de fuego de más de 3 mil disparos por minuto.

Anuncios

Se trata de contenedores de la firma norteamericana Dillon Aero, los cuales llevan ametralladoras M-134 Minigun, calibre 7.62 x 51 mm, y van montados debajo de las alas de los aparatos.

Cada tejano lleva dos contenedores, lo que les da un poder de fuego de al menos 6 mil disparos por minuto.

La inversión de la FAM para dotar a 30 aviones T-6C con este sistema de artillería aire-aire y aire-tierra asciende a 322 millones, 684 mil 847 pesos. El montaje de los contenedores inició a finales de julio de este año y deberá concluir en diciembre, según lo proyectado por la Sedena ante la Secretaría de Hacienda (SHCP).

El Análisis Costo-Eficiencia hecho en julio de este año por la Sedena y entregado a la SHCP para su conocimiento y aprobación, justifica la erogación de los más de 322 millones de pesos señalando que “el presente proyecto consiste en la adquisición de contenedores para aviones T-6C+, con sus respectivos accesorios, herramientas, repuestos, documentación técnica y adiestramiento para su operación y mantenimiento, a fin de reforzar las operaciones aéreas con equipo para emplearse en misiones de Adiestramiento, Reconocimiento, Patrullaje, Vigilancia e Intercepción aérea como complemento del sistema de defensa aérea”.

El documento de la Defensa Nacional detalla que “actualmente, los aviones T-6C+ de la Fuerza Aérea Mexicana, no cuentan con equipo adecuado para el cumplimiento de sus misiones, lo que ha limitado su empleo únicamente para actividades de adiestramiento y reconocimiento”.

La incorporación de aditamentos para portar sistemas de fuego aéreo y terrestre darán a los tejanos de la FAM un nivel superior de operatividad, ya que se podrán “satisfacer las necesidades de adiestramiento, reconocimiento, patrullaje, vigilancia e intercepción aérea, así como otras misiones dentro del territorio nacional, señala la Sedena en su explicación.

Los mandos de la FAM aseguran que con este armamento “se dispondrá de una flota de aeronaves equipada con equipo adecuado de nueva tecnología, capaces de apoyar las actividades que desarrolla la Fuerza Aérea Mexicana en la vigilancia del espacio aéreo de nuestro país”.

La Sedena puntualiza que “la adquisición de los contenedores coadyuvará al cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo “2013-2018”, específicamente la meta, “México en Paz”, objetivo 1.2 “Garantizar la seguridad Nacional” y las estrategias derivadas 1.2.1. Preservar la Integridad, Estabilidad y Pertenencia del Estado Mexicano, 1.2.2. Preservar la Paz, la Independencia y Soberanía de la Nación, 1.2.3. Fortalecer la inteligencia del estado mexicano para identificar, prevenir y contrarrestar riesgos y amenazas a la seguridad Nacional 1.2.4. Fortalecer las capacidades de respuesta operativa de las Fuerzas Armadas y 1.2.5. Modernizar los Procesos, Sistemas y la Infraestructura Institucional de las Fuerzas Armadas”.

 

Poder de fuego

La firma fabricante detalla en sus catálogos que el Dillon Aero Gun Pod Weapon System (contenedor artillado) M-134 Minigun, es utilizado de manera común en aparatos como el T-6C, el PC-7 suizo, el helicóptero MD-530 y los helicópteros rusos Mi-24 Hind y Mi-17.

Cada contendor vacío pesa 73 kilos y medio y hasta 158 kilos ya cargado con la cinta de 3 mil balas calibre 7.62 x 51 mm. El sistema es alimentado eléctricamente con dos baterías de 24 voltios cada una.

El montaje permite disparos vía control remoto y lleva un sistema de aviso para que el piloto sepa cuando al contenedor le quedan al menos cien cartuchos.

La Sedena señaló en su exposición de motivos que los contenedores, al estar certificados por la empresa fabricante de los aviones T-6C+, garantizan su empleo sin que se afecte la estructura de las aeronaves.

Con esta adquisición, agrega la dependencia, “se dispondrá de una flota de aeronaves equipada con equipo adecuado de nueva tecnología capaces de apoyar las actividades que desarrolla la Fuerza Aérea Mexicana en la vigilancia del espacio aéreo de nuestro país”.

En cifras, el proyecto para artillar a los Texan ha significado una inversión inicial de 107 millones, 561 mil 616 pesos que se cubrirán este año. El siguiente desembolso se hará en 2018, aunque para entonces ya se habrán montado los 60 contenedores en las 30 aeronaves de los Escuadrones Aéreos 203, 204 y 402 de la FAM.

El próximo año la Sedena cubrirá el restante por 215 millones, 123 mil 231 pesos para acabar de pagar el material cuya vida útil será de 10 años. Los gastos estimados totales del programa para artillar los T-6C se han proyectado en 1, 225 millones de pesos que podrían erogarse en los próximos 10 años.

 

Jorge Medellín

@JorgeMedellin95

Estadomayor.mx

Anuncios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *